Mirada sin lluvia

”Te amo azul. Azul te amo.
Así como un niño que nunca vio el mar”

-Guillermo Cabañas

Cuando la luna se desvanezca sin piedad.
Cuando la oscuridad se instale sobre tu piel.
Y una tonada inasible se refugie en tus timpanos.
Regálame una mirada sin lluvia.

Ámamesufremellévamecrucifícame
no me digas adiós, no me dejes solo
libérame de esta prisión silenciosa
dónde la música es frágil y transparente.

Pronuncia la luz que se remueve en el abismo.
Conserva el fruto de la contemplación dispersa.

Y me volveré una parte muy intima de ti,
y nunca, nunca más nos alejaremos, y te veré
pura, como nadie nunca te vio, y me verás
loco, escribiendo versos que solo yo comprendo.

Y así me amarás, y así te amaré,
y comprenderás entonces que no somos medias naranjas
si no más bien, dos enfermos de soledad
que comparten las mismas cicatrices en el alma.