Poesía

”Te amo azul. Azul te amo.
Así como un niño que nunca vio el mar”

-Guillermo Cabañas

Cuando la luna se desvanezca sin piedad.
Cuando la oscuridad se instale sobre tu piel.
Y una tonada inasible se refugie en tus timpanos.
Regálame una mirada sin lluvia.

Ámamesufremellévamecrucifícame
no me digas adiós, no me dejes solo
libérame de esta prisión silenciosa
dónde la música es frágil y transparente.

Pronuncia la luz que se remueve en el abismo.
Conserva el fruto de la contemplación dispersa.

Y me volveré una parte muy intima de ti,
y nunca, nunca más nos alejaremos, y te veré
pura, como nadie nunca te vio, y me verás
loco, escribiendo versos que solo yo comprendo.

Y así me amarás, y así te amaré,
y comprenderás entonces que no somos medias naranjas
si no más bien, dos enfermos de soledad
que comparten las mismas cicatrices en el alma.

Anuncios

Poemario: Sangrante Luna. Parte I

Todos los pájaros de mi nido se han ido ya.
Estoy sólo en medio de la tempestad.
Pienso en la temible oscuridad de la muerte
y en los rostros que nunca regresan.
Pienso en la acumulación de tantos sueños
y miro hacia el horizonte que se aleja.
Este mundo me duele en todo el cuerpo
siento los ríos, las flores, el mar, y la tierra,
Hoy, me siento enraizado con la eternidad.
Hoy, soy; el que soy, el que fui, y el que será.

Ama

Amar o no ser
Porque sin amar no somos nada
Ama y serás amado
La luz nacerá desde las penumbras
Volaras libre por el aire
Así como volaban las palomas viajeras
Ellos suelen decir
Que la riqueza está en la posesión
¡Oh no! La riqueza
Está en tu familia, en la vida, en ti
¡Despierta ahora!
Ya no vivas en esa constante persecución
Encuéntrate
No te pierdas en el caos
Conviértete en el corazón de la tormenta
Crea lo autentico
Tal vez mañana sea tarde
Recuerda que podrías morir al amanecer.

Poesía libre

Amar o no ser
Por que no somos nada sin amar
Solo tentamos el aire con los suspiros
El aire que corre desolado
Y los pajaros que silban armonías profundas
Sangra la herida universal
Y se rompen los eslabones de la historia
Cantan las orquestas del yo
Cantan las estrellas
El caos da a luz constelaciones. Canta tu mirada
No hay tiempo para callar
Por que nada es suficiente
Ni avanzar ni quedarse quieto
Ni gritar ni callar
Ni amar ni olvidar
Nada es suficiente
Cayendo al abismo insondable
La ira me infecta como un terrible virus
El alba se ha cansado de brillar en mi
La risa es un arma de la estupidez ahora
No hay felicidad, solo nerviosismo acumulado
Tan liquido, tan absurdo, tan herido
Abro llagas en el bosque de mi conciencia
Nunca me basto ser hombre
Ni siquiera ser dios.

(FRAGMENTO DEL POEMA VIVO)

AUTOR: Jaime Jordán Chávez Ordóñez

Pertenecer

Tu eres el horizonte que tanto persigues
Tu eres el destino que anhelas alcanzar
¿Por qué deseas tanto algo que siempre has tenido?
Mira las flores nacer en la primavera
Hay demasiadas tinieblas y sombras en esta vida
Es tiempo de brillar como las luciernagas
No ocultemos nuestras voces detrás de ese muro
Volvamos a las miradas
Así como los ríos regresan al océano
Ya no seamos ajenos
No pertenecemos a esta tierra que llora.
Somos.