Marchito

Que raro se siente estar tan viva,
en medio de este jardín marchito.
-Dijo la última flor.
 

Ven

Un pueblo de luz se asoma en la neblina
estamos lejos de nosotros
¿En dónde están los paraísos de los dioses?
¿Por qué lloras, triste flor?
Ese sollozo ardiente que cae sobre ti
es el fruto de una noche desesperada
en los jardines ya es demasiado tarde
¿y cómo decirte amor, que no estés triste
porque ya es primavera en mi alma?
la tristeza es un árbol seco en mi pecho
balbuceo versos y rozo con mi poesía
el coral divino de tu pensamiento frágil
Soy y no soy el mismo que te escribe
en el corazón de esta mañana desesperada
a donde quiera que voy siempre llego demasiado temprano
mi poesía es como la última noche
se incendian los iconos en las llamas de mis multitudes
la eternidad se quebranta en mis pasos
un tornasol desfila en el tercer ojo-hoja
dame una palabra en las manos y la moldeare como plastilina
y mi voz de aire lastimado
se encontrará con la belleza de tus sombras salvajes
y sin carne me dispersare entre tus sueños
allá donde se encuentra en reposo el niño de tu alma
Ven.

Lagrimas de primavera

Desde que te fuiste, estoy perdido
tu ausencia despiadada me ha arrancado el alma,
camino constantemente por estas mismas calles
pero nunca llego a ninguna parte,
por ti lo soportaba todo, hasta el anthrax,
sin ti, me voy hundiendo, en este submarino azul,
sin ti, soy turista, hasta debajo de las sabanas,
las luciérnagas ya no brillan en mi bosque
no hay ninguna flor en mi jardín,
no ladra mi perro, no cantan los pájaros
la almohada ya no guarda nuestros sueños,
el cielo esta lleno de estrellas
me parece que van a caerse una a una,
sin ti no vale la pena este universo.

Mis versos vuelan como pájaros

Estoy tan enamorado que ya no pienso
y mis versos vuelan y vuelan como pájaros
para cantar en la ventana de tus oídos
y basta un parpadeo tuyo para detener el tiempo. Todo esta impregnado de ti
tus ojos son el corazón de la noche
tus pasos son los latidos del mundo. Tu alma es el único elemento
y el universo florece a través de tu vientre
y la eternidad duerme entre tus senos
y cuando estas a mi lado,
el universo me dice -Yo te amo.

Yo te amo como el maíz ama el rocío
yo te amo como el gato ama la noche
hacer el amor contigo es nacer y estar vivo
amarte es desnudar todos los paradigmas
eres como la primavera; florida y llena de vida
eres hermosa como el salmón que lucha contra el río
somos dos notas musicales que hacen el amor
para crear la armonía. Tus besos, tus risas, tus caricias,
tus ojos, tus cabellos, tus manos, tu boca.
Esa es la poesía.

Acaricias la eternidad entre tus manos
como a un gato. Sembraste
en mi corazón marchito
las semillas de tu arcoíris. Guardaste
la desnudez del verso
en el laberinto de tu piel. Iluminaste
todas las tinieblas
que ensombrecían mi espíritu. Y trazaste
un horizonte alcanzable
entre tus manos y las mías.

Si me besas, tus besos
regresan a mi piel como viajeros nostálgicos
si me abrazas, tus abrazos
enlazan la evanescencia de los instantes
me preguntas, si me iré lejos de ti
y yo como no tengo respuestas
te pregunto, ¿A dónde puedo ir
si tu eres el viaje y la odisea?
te pregunto, ¿A dónde puedo ir
si tu eres mi hogar y mi refugio?

Podrá dejar de brillar el sol,
podrán convertirse en desiertos todos los mares,
podrá desvanecerse toda la historia,
podrán enterrar mi cuerpo en un ataúd,
podrá extinguirse la humanidad,
podrán caer del cielo los pájaros,
podrá morir el universo
cansado de tantas tinieblas,
pero nada ni nadie
podrá hacer que muera este amor.