On my Way

Gente, quiero pedirles apoyo con mi nuevo canal de youtube, donde estaré subiendo música, apenas estoy intentando surgir en esto, así que voy a necesitar todo su apoyo. 🙂 Espero que le guste mi canción.

Anuncios

Nosotros

Nacemos nuevamente,
cada día, o cada instante.

Nos hilamos con la memoria,
pero nunca fuimos el que recordamos
somos el otro, el que ya se fue,
y somos también el que está llegando.

Viajamos, de sueño en sueño
y de paloma en paloma,
con el polvo en nuestras manos,
anónimos, discretos,
y olvidados.

De paisajes perdidos

Nunca volveré a ver
el paisaje igual que ahora,
Las hojarascas de otoño
no seguirán en los tejados,
el viento, bello y desatado
no correra con desmesura,
tendré que resignarme
a recitar mis memorias,
con voz de piedra antigua,
y el tiempo caminará a mi lado
como si fuera un perro fiel,
y regresaré a este lugar extraño
como si nunca me hubiera ido,
y entonces viviré por siempre;
en esta fotografía que nunca fue tomada.

Inmortalidad del poeta

Una noche la transparencia de los astros
quedo inscrita en las paredes de tu piel,
cuando, de pronto, padeciste el horror de ser
y lamentaste en vano tu poética fortuna,
todas las inmortalidades te parecieron falsas
solo persevero la tuya, poeta hermano,
y esa inmortalidad te descuartizo con su tortura,
e inundo tus palabras.
pero de nada sirvió eternizar y trascender
de nada sirvió, de nada.
Te encerraste en ese caparazón transitorio, y escupiste
sangre en las hojas de papel.
Pasaste volando frente a los hombres como una estrella fugaz
y te quebraste en lenguas y ojos.

Transparencia de un alma congelada

¿I o VII?

Me siembran en un vientre.
Florezco.
Pasan 9 meses.
Ahora tengo un cuerpo.
Dos manos blancas me arrancan.

II

Mi alma canta en silencio.
Siento el palpitar de la tierra.
A mi lado estas tú.
Transparente.

III

Ha terminado una era
ahora las noches, los días, y los atardeceres
anidan en mi pecho como cuervos
No miro, no respiro, no pienso,
solamente existo en el espíritu.

IV

Hay un pueblo gritando en mi cabeza
los arbustos me dicen -Hola
cada palabra me llena de certezas
me abro paso entre las sombras….
Esta noche saldrá el sol.

V

En el invierno del año 1922
escribo estos versos que caen como una tormenta
hay peces con cara de humano
y con alas de libélula
que se desprenden como pétalos.

VI

y todo lo que miro
y todo lo que escucho
y todo lo que amo
y todo lo que odio
eres tú.

¿VII o I?

Mi cuerpo se marchita lentamente.
Solo queda mi vibración en el aire.
Tengo miedo de no existir.
Siento un frío que congela el alma….
Un signo de luz se asoma.

 

Esperando el brindis

No te consumas voz de las estaciones
embriagada de nostalgia y soledad
llenemos este ataúd de girasoles
y desnudemos los vapores con las pestañas

Tu respiración es un pañuelo de brisas
yo no sé…. como…. Ni por que….
Pero estoy atado a tu sonrisa
y guardaré el sol para dártelo cuando caiga la noche.

Se desbordaron los ríos de tequila
partimos la aurora en dos
para crear un mantra demencial
que nos permita ser trigo o polvo o cuarzo.

Combatimos en una guerra donde todos son vencedores
el látigo petálico de la primavera golpea
a la ojerosa eternidad cansada de trasnochar bailando
y esperando el brindis y el pan y la fiesta.

Poesía – Presagio del ser

Y brotarán áureas vibraciones
en cada palabra sembrada
y escribiré con pasión
hasta liberar el alma
y lloraras , y amaras, y reirás
en el viaje de mi inconsciencia
y cuando el camino surja en tus pasos
habitaré en tus latidos
y  formaré parte de tu espíritu
y dejaré una semilla en tu conciencia
y nos convertiremos en un solo ser
Entonces habrá nacido la poesía.

Poesía – Sofá de nubes

Voy de regreso al origen montado en una estrella fugaz
Estoy encerrado en una jaula con barrotes de popote
La gente de plástico me mira con sus rostros derretidos
Dicen sus lenguas de periódico que estoy loco
Porque ellos van al futuro y yo pretendo volver al pasado
Pero ellos no saben  que al amanecer se desvanecerán
Y yo seguiré de pie  bajo la luz del sol naciente
Como una palma gigante dando sombra en la playa
Y diré – Oh Duerman bajo mis ramas
Y dejaré caer cocos en sus mentes de vez en cuando
Ah! padezco esta ansiedad de crear desde el primer instante
Cuando era el primer átomo y crepitaba en el vacío
Ah! Escucho el ladrido demencial de los perros
Y me pregunto ¿Seré yo ese perro que ladra?
Y da lo mismo saber todo que no saber nada
Esta gente de plástico no tiene ninguna certeza, vamos tan rápido
Que apenas tenemos tiempo para respirar, y caemos
Hasta las penumbras eternas, sin alma
Sin alas, sin paracaídas, sin jetpack,
No existe nada que pueda llenar el vacío dentro de nosotros,
por que yo, tu , ellos,vosotros,los otros
Somos el vacío. ¿Y que? ¿Y que importa?
No sirve de nada llorar, no sirve de nada cantar,
Solo queda esperar en silencio, sentado
Sobre este sofá de nubes
Hasta que me alcance
La muerte.

Poesía – Ego sum, et non sum

Nadie me escucha, nadie me mira, nadie es
consciente ni siquiera de mi existencia, estoy solo
solo como el árbol que cae en medio del bosque
solo como un piano sin melodías
solo como la primera estrella de la noche
solo como la noche sin el día
tengo la misma soledad de Altazor
descendiendo en su paracaídas,
tengo la misma soledad del Major Tom
perdido en la infinidad del universo,
no hay música, no hay almas, no hay luz
solo hay tinieblas, asciendo débilmente
para caer, las sombras que me persiguen
arrastran, silenciarias, mi espíritu
soy y no soy, estoy y no estoy, vivo sin verme vivir
no tengo alma, ni espíritu, ni conciencia
no tengo moral, ni cuerpo, ni vida,
no soy un hombre
¡Soy poesía!

Poesía – Voz eterna

Florece en la eternidad esta voz, tormento de tormentas, arbolaria y abyecta,
lumbraria e insurrecta, diástole y sístole del reflejo
parpadeo de dios, camina sobre los sueños, se intensifica
para llenar este vacío hambriento, emana, fluye
en el rabión de las respiraciones, baja, sube
en el ascensor de las épocas, desgarra
la tela de la cortina, viola la matrix
y siembra en el tiempo
un nuevo color.
Florece en la eternidad esta voz….

Las vibraciones del espiritu

Se terminó el infinito en tu respiración
El alma descalza corre en el tiempo
Las flores nacen en la conciencia
Ya no hacen faltas papeles para escribir

Hay tanta poesía en todas las cosas
Que al final solo es necesario abrir los ojos
La transparencia luminosa y desatada
Ahora es una llovizna acariciando tímpanos

El melifluo de las gotas que caen
Los recuerdos abrigados en sueños
La ceguera inevitable de los hombres
Nada es capaz de entenebrecer este cantico.

Aunque me fuercen
Nunca voy a escribir un solo verso oscuro
Ya hay demasiadas tinieblas
En estos días plagados de funerales.

Es tiempo de volar por un sueño
Que avive las vibraciones del espíritu.

Poesía libre

Amar o no ser
Por que no somos nada sin amar
Solo tentamos el aire con los suspiros
El aire que corre desolado
Y los pajaros que silban armonías profundas
Sangra la herida universal
Y se rompen los eslabones de la historia
Cantan las orquestas del yo
Cantan las estrellas
El caos da a luz constelaciones. Canta tu mirada
No hay tiempo para callar
Por que nada es suficiente
Ni avanzar ni quedarse quieto
Ni gritar ni callar
Ni amar ni olvidar
Nada es suficiente
Cayendo al abismo insondable
La ira me infecta como un terrible virus
El alba se ha cansado de brillar en mi
La risa es un arma de la estupidez ahora
No hay felicidad, solo nerviosismo acumulado
Tan liquido, tan absurdo, tan herido
Abro llagas en el bosque de mi conciencia
Nunca me basto ser hombre
Ni siquiera ser dios.

(FRAGMENTO DEL POEMA VIVO)

AUTOR: Jaime Jordán Chávez Ordóñez

Ya no me asustan los espectros

Transmuta el espíritu en pájaro
hay un puente hasta mi alma
los satélites burlescos se ríen
en la atmósfera de este planeta que llora

Tengo una cara de funeral
venas que derraman mariposas monarcas
cabellos de estrellas azules
voz de orquesta interpretando a pink Floyd

¿Será la hora de volver?
¿Para quién es este ramo de estrellas?
¿Por qué tengo tanta sed?
¿Quién me dejo en esta isla perdida?

Ah! Cortemos el hilo que nos teje a esta piedra vieja
seamos nada para ser más
los sedientos nunca beberán del manantial oculto
abandonemos nuestras jaulas.

Gigantes de nube me señalan
nunca me alcanzaran sus brazos bombonetes. Fantasmas
se asoman en mi ventana
y yo me río porque ya no me asustan los espectros.

¿Por que sera?

¿Por que sera?

Que las noches me recuerdan a las mañanas
y las mañanas a las noches y todo se me va
pero todo se me regresa
y me caigo pero en donde caigo
siempre me acomodo
y me atoro pero donde me atoro
es justo donde cabía
y me siento tan confortable
como el elefante agonizante
regresando a casa.

Mujer

Eres un destino sin viajero
el árbol que cae solo en el bosque
la mano que siembra el verbo,
y el viento borracho de melodías.

cuando tu llegas florecen las almas
cuando tu te vas el tiempo llora

eres hermosa como una primavera eterna
eres hermosa como una aurora boreal

Tienes un alma de diamante
y un jeroglífico indescifrable dibujado en tu piel
danzas el ritmo primero del mar
Derramas tu alma en el aire como una cascada azul
eres la luciérnaga que brilla más
eres el norte en la brújula
eres la luna que se ahoga en el mar durante la noche
mujer hay demasiados pájaros enredados en tus cabellos
mujer el universo florece desde tu vientre cada día
mujer hoy me arranque el alma y el corazón
para ofrecértelos hermosos y ligeros
como un origami.

Canción ligera

Aquel pájaro que canta por primera vez
¿cantaba antes de que tú llegarás?

Esas estrellas azules de ahí arriba
¿brillaban cuando tu no estabas?

Nena hay un presagio de ti
en todas las cosas bellas de este mundo

haces correr los ríos de mis manos
inventas juegos de papel

marchas sobre los horizontes inalcanzables
masticas el mundo como si fuera un chicle.

de un suspiro apagas el universo
y en tu voz danzan las notas desconocidas.

Eres una canción ligera y natural
Y duermes en los oídos como la brisa del mar.

¿Quién?

Las estrellas estaban ocultas,
La serpiente asfixiaba al águila,
el árbol ya no daba frutos,
el pájaro ya no cantaba,
la piedra lloraba,
había tanta sangre, tanta miseria
que no se podía mirar otra cosa
Yo morí esa noche.
Decidí apagar el universo.
Pero entonces….
¿quien es este ser que habita en mi?

Universo poetico

El invierno frondoso de recuerdos
esta más frió que nunca,
los racimos de estrellas nacientes
cavilan sobre las flores,
los fantasmas deambulan en los pasillos
de la dulce penumbra,
y los arboles me piden que traduzca
su antiguo lenguaje de raíces y hojas.

Siento al universo de mi copa, latir
en mi corazón sangrante,
todas sus moléculas dispersas, flotan
a través del vacío insondable,
una nauseabunda estrella fugaz, revienta
contra el pecho de una luna,
y los trágicos planetas cantan operas
en el sepulcro de los soles funerales.

se van cayendo las pieles de mis
existencias pasadas,
se abre lentamente el telón azul
de mi lúgubre destino.
Detrás.
solo esta el hombre que yo solía ser.
muerto,
y con una soga alrededor del cuello.

Pero el universo que soy, sigue
y seguirá expandiéndose.

Madre

Hoy al amanecer sentí un llamado, lo vi
lo escuche, lo olfatee, lo acaricie
se rompía en miles de fragancias y colores
en música y poesía, en lluvia y rayos
como una arteria sangrante de la eternidad.
Era la madre tierra, mi vieja madre
¿Donde estas poeta árbol?
Heme aquí, solo me queda esta luz moribunda
pero no me esigno a dejarla morir
dejame servirte el cielo en una copa de vino
brindemos en nombre de la noche torrencial
seamos como las dos piedras que se aprendieron a amar.
Ellos quisieron ser tus dueños
y yo soy tuyo
Ellos quisieron dominarte
y yo solo quiero amarte.
Ah madre, mujer etérea, yo soy tu voz
la voz de huracán que tu misma cantaste, escúchame
he venido a sembrar amor en tus latidos, yo soy el ultimo
de tus hijos. Ya cayeron
muchos rayos. Muchos rayos
cayeron ya.
No importan los sollozos de la fría primavera
no importa la soledad de la luciérnaga sin brillo
no importa que la noche blanca se haya terminado.
Oh madre, llévame contigo, pierdeme en tus cabellos
quiero ser una gota de tu tormenta torrencial
quiero ser el viento que canta tus canciones
quiero ser la hoja que se recuesta sobre el prado en otoño,
quiero ser tu luz.

Latidos eternos

Desde la primera vez
Que sentí tu vibración eterna
Resonar en mi caparazón
Soñé con ser uno de tus latidos

El mundo era horrible y a veces absurdo
Y tu eras como una balsa olvidada en un río
Ellos quisieron dominarte y ser tus dueños
Y yo era tuyo desde que era una semilla

Conocí tu paradigma indescifrable y hermoso
Y sentí un amor tan profundo
Que me arranque el corazón y el alma
Y te los entregue en un verso

Un verso para detener la rotación
Un verso para abrir el vientre del cielo
Un verso para oír a dios.

Lagrimas de primavera

Desde que te fuiste, estoy perdido
tu ausencia despiadada me ha arrancado el alma,
camino constantemente por estas mismas calles
pero nunca llego a ninguna parte,
por ti lo soportaba todo, hasta el anthrax,
sin ti, me voy hundiendo, en este submarino azul,
sin ti, soy turista, hasta debajo de las sabanas,
las luciérnagas ya no brillan en mi bosque
no hay ninguna flor en mi jardín,
no ladra mi perro, no cantan los pájaros
la almohada ya no guarda nuestros sueños,
el cielo esta lleno de estrellas
me parece que van a caerse una a una,
sin ti no vale la pena este universo.

Al borde de ti

Todo lo que tengo para dar
son estos versos que escribí con libertad y amor
no soy un profeta ni un genio
solo otro poeta más con el alma enllagada y desgarrada
desesperado, irreal, y triste
padezco una resaca en el espíritu que nunca termina
padezco una nostalgia eterna
por cosas que nunca viví y que tal vez nunca viviré
poseo esta voz que no calla
esta voz que habla en el lenguaje de los arboles
y dice- el pájaro ha muerto
y vendrá la primavera y hasta en tu oreja floreceré
y las noches se ahogaran en la taza de café
y tu boca será dura como la fe
y ya no seremos
y el final será un nuevo origen
y se abrirán las puertas del pensamiento
y tu seras el ultimo latido detrás del papel
y el apocalipsis se ahogara en tu pecho
pero no encontraras escapatoria
en ninguna parte del mundo
tu piel será carbón
beberás estrellas fugaces en tu copa de vino
pero ni eso te conformará
por que nunca dejaras de vivir al borde de ti.

Para ser luz

A veces existo, otras veces no,
hay demasiados pájaros en esta cabeza de selva
me he perdido en sus cánticos,
eternos arpegio desconocidos que se escurren
a través de las transparencias,
para sostener la cosmogonía, arranque el nadir
de los fenómenos evanescentes,
y navegue en solitario,
hacia el futuro.
Oculté todo el dolor, en mi caparazón de tinieblas
que se derrama en sueños,
y tuve que romperlo,
para ser luz.

Apertura en el cielo

Se esparce el humo de la pipa
a través de la habitación,
la pared se disfraza de horizonte, y el viejo cuadro de Van Gogh
ya no quiere ser pintura esta noche, esta noche quiere ser canción,
hoy estoy lucido, hoy estoy loco,
hay un jardín de melodías en mi cabeza de orquesta
hoy estoy vivo, hoy soy libre,
pero me da la impresión de que llevo toda la vida muerto,
soy una estrella fugaz extraviada en el espacio,
irreal, inevitablemente irreal, disperso, como un diente de león.
Podría escupir versos manchados de sangre, y
ocultarme detrás de un antifaz social,
para ganarme el beneplácito de todos los demás
desdichados al igual que yo,
pero mi cara es tan grande que no cabe
detrás de ninguna mascara,
o quizás la mascara me ha devorado, y
ya no oculta a nadie,
no lo sé, estoy borracho de poesía,
no sé nada en realidad, solo escribo
por que no sé que hacer con esta bomba
que tengo adentro del corazón.
A mis 22 años he abierto el cielo 4 veces,
algunos poetas no lo abren en toda su vida,
no obstante la música de mis palabras es inútil
ojala mi alma no se asomará como un búho
y no me perdiese constantemente en las equidistancias
torturado por la existencia sin ninguna razón.
A lo mejor sería feliz.
Ojala la realidad no se quebrara en estos labios
que viven pidiendo perdón.
Ojala tuviese un verso que te hiciera feliz
entonces yo también lo sería,
pero como eso no es posible
me abro el pecho y te ofrezco,
toda la vibración.

Orquesta de aves zombie

Yo no tengo ninguna palabra
solo poseo este lenguaje de arboles
a veces indescifrable para los hombres
y me resulta imposible dialogar.

Además, si yo poseyera un lenguaje claro
¿Que podría decir?
¿Que se yo? ¿Que apenas se quien soy?
y soy un tipo más.

Un tipo más igual que un grano de arena
un tipo más igual que tu.
todos nacemos y morimos, saltamos en el tiempo
como sapos saltando en charcos.

Renace como un zombie
la anti-poesía de la tumba podrida
que escupe estiércol y vomito
¡Me cago en tus hipótesis de la vida!

Una orquesta de aves canta
en la ventana de tu alma,
Un oleo de mariposas monarcas
inunda el cielo de color.

se escucha el llanto del mar
la luna ya no quiere brillar.

Anidaron bastantes madrugadas
en esta taza de café
en esta taza de café
anidaron bastantes madrugadas.

Ciego

Esta quietud es transitoria.
Basta una sola palabra,
para detener la rotación del mundo, y abrir
el cielo con las manos.

En estos días todo es horizonte
pero ya nada es intimo,
a veces pienso que todos mis poemas
solo son un gran adiós.

La evanescencia del armazon invisible
ya no me protege del entorno hambriento
no vi nunca la luz de la luna con mis ojos
nací ciego, viví ciego, y moriré ciego.

¿Por que el viento ya no tiene canciones?
¿Por que la noche no tiene luciérnagas?

País herido

En este país herido,
los pobres no tienen los mismos derechos que los ricos.
En este país de traición,
los políticos traicionan al pueblo que los elige.
En este país de muertos,
amanecen cuerpos decapitados todos los días.

Nuestros gobiernos
son marionetas del imperialismo,
cuyos hilos son manejados
por los hombres más ”ricos”,
cuyos hilos son manejados
por el dinero que los envilece.

Un día,
los obreros, artistas, y científicos
alzaran su brazo al cielo, y lucharan
juntos por un mundo mejor,
un día…
¿Pero que te parece si comenzamos hoy?

Niu

Nace en el aire mi esencia, evanescente y majestuosa
como una galaxia, la mecen las olas, se expande
para ser un latido eterno.
Y se derrama
de las lagrimas. Y enraíza
sus parpados
en la montaña. Y danza
en la vibración
de las palabras. Y duerme
en los ojos
o en las bocas. Y llora
aciaga de los signos y las estéticas y se va
y se hunde
en el submarino de Steven Zissou y se encierra
y se oculta
tras la cortina roja de Twin Peaks.

Poesía innombrable

Este sentimiento que habita en mi
es innombrable
tendría que inventar una palabra nueva
para explicarte,
es más que el amor, es más que la luz,
es crear poesía en cada instante.

Ven a mí y este sentimiento
será puro como el silencio
será eterno como el universo
será un nuevo color, un nuevo símbolo,
que nosotros mismos inventaremos.

y lo pintaremos en el cielo
y lo llevaremos juntos en el pecho
y un día…. Cuando no quede nada.
Ahí estaremos nosotros.

Algún día escribiré un poema.

Algún día escribiré un poema
que resucite las almas y las ilumine
que se fotografie en la cosmogonía
que contenga todos los gritos
y abriré al cielo como a un dios sin ojos
y de mi saliva florecerán mares
y en mis parpadeos morirán planetas y astros
irá por el tiempo como un molino
girará en el génesis y en el apocalipsis
y en la espiral del romance
y en la voracidad del pensamiento
y en la tierra que se suspende con el cántico
ladrará en el silencio como un perro
girará en tus pupilas y en tu boca de tiza
y el destino se hará de polvo
y las brújulas señalarán hacia ti
y las palabras serán pájaros
y de pronto la voz se callará.

Inmortalidad del poeta

Una noche la transparencia de los astros
quedo inscrita en las paredes de tu piel,
cuando, de pronto, padeciste el horror de ser
y lamentaste en vano tu poética fortuna,
todas las inmortalidades te parecieron falsas
solo persevero la tuya, poeta hermano,
y esa inmortalidad te descuartizo con su tortura,
e inundo tus palabras.
pero de nada sirvió eternizar y trascender
de nada sirvió, de nada.
Te encerraste en ese caparazón transitorio, y escupiste
sangre en las hojas de papel.
Pasaste volando frente a los hombres como una estrella fugaz
y te quebraste en lenguas y ojos.

Mis versos vuelan como pájaros

Estoy tan enamorado que ya no pienso
y mis versos vuelan y vuelan como pájaros
para cantar en la ventana de tus oídos
y basta un parpadeo tuyo para detener el tiempo. Todo esta impregnado de ti
tus ojos son el corazón de la noche
tus pasos son los latidos del mundo. Tu alma es el único elemento
y el universo florece a través de tu vientre
y la eternidad duerme entre tus senos
y cuando estas a mi lado,
el universo me dice -Yo te amo.

Yo te amo como el maíz ama el rocío
yo te amo como el gato ama la noche
hacer el amor contigo es nacer y estar vivo
amarte es desnudar todos los paradigmas
eres como la primavera; florida y llena de vida
eres hermosa como el salmón que lucha contra el río
somos dos notas musicales que hacen el amor
para crear la armonía. Tus besos, tus risas, tus caricias,
tus ojos, tus cabellos, tus manos, tu boca.
Esa es la poesía.

Acaricias la eternidad entre tus manos
como a un gato. Sembraste
en mi corazón marchito
las semillas de tu arcoíris. Guardaste
la desnudez del verso
en el laberinto de tu piel. Iluminaste
todas las tinieblas
que ensombrecían mi espíritu. Y trazaste
un horizonte alcanzable
entre tus manos y las mías.

Si me besas, tus besos
regresan a mi piel como viajeros nostálgicos
si me abrazas, tus abrazos
enlazan la evanescencia de los instantes
me preguntas, si me iré lejos de ti
y yo como no tengo respuestas
te pregunto, ¿A dónde puedo ir
si tu eres el viaje y la odisea?
te pregunto, ¿A dónde puedo ir
si tu eres mi hogar y mi refugio?

Podrá dejar de brillar el sol,
podrán convertirse en desiertos todos los mares,
podrá desvanecerse toda la historia,
podrán enterrar mi cuerpo en un ataúd,
podrá extinguirse la humanidad,
podrán caer del cielo los pájaros,
podrá morir el universo
cansado de tantas tinieblas,
pero nada ni nadie
podrá hacer que muera este amor.

Noche fría


En esta noche fría.
el inexorable destino se hizo
aire,
las palabras se convirtieron
en pájaros,
y las almas fluyeron como
ríos cristalinos.

En esta noche fría.
mi espíritu se convirtió en
polvo
y una lagrima del invierno
cayó.

En esta noche fría.
Encontré un cadáver
en la tumba de mi pecho,
y el muerto
era yo.

 

Jaime Jordán Chávez Ordóñez

Nada

 

Nunca podrás ser libre,
no volarás, ni trascenderás,
aunque los astros más brillantes
dibujen tu nombre en el vacío.
La vida así lo ordena.
Solo naciste para morir en el suspiro cosmico
de este infinito absurdo.
Por más lucidas y sensatas que sean tus ideas
nunca serán eternas.

Nada… Nada te pertenece en esta vida
que no es más que una perpetua agonía
No eres dueño ni de tu cuerpo
¡Nada! ¡Nada te pertenece!
de todo haces nada, y esa nada
es lo que eres.

 

Jaime Jordán Chávez Ordóñez