III (Elefantes mágicos)

Pasan los días
Uno tras otro.
Me veo transparentemente
en los espejos de mí soledad
Me veo con angustia celestial
de un hombre creando un dios.
Me veo tan claramente
que dan ganas de llorar.
Pasan los días y son iguales
verdaderamente siempre iguales
los mismos perros callejeros
las mismas señoras en la tortillería
los mismos autos y las mismas canciones.
Desde aquí veo siempre los mismos cerros
Todo es igual todos los días.
Todo ha sido igual en todas mis vidas,
este mismo gobierno, este mismo pueblo,
esta misma melancolía.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s