II (Elefantes mágicos)

No tengo edad, soy
sueño, tormenta, tiza, y a veces converso
con las piedras
que me juran
haber sido hombres, y ángeles
en algún trópico
donde la luna
se esconde de las noches, y dicen
que mañana seremos de plástico, y lloran
lágrimas corrosivas
por qué no quieren que los mares de cerveza
se desborden en el puerto de las almas, y
provoquen un oasis.
Por cierto, el mundo es un chicle.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s