Transfiguración

 Venimos a esta tierra milenaria, desnudos y llorando
con una deuda que nunca podemos terminar de pagar
los valientes, los tristes, los solitarios, los amantes,
todos estamos sentados en la antesala del sepulcro
dando la patita como perros para ganarnos el pan
y así descansar en nuestro rincón, abrigados en una colcha,
con la panza llena y por ende el corazón contento.

Perdemos nuestra forma en la dolorosa caída
caemos y caemos, sufrimos, ardemos
a lo largo de nuestra reducida existencia
ocultos detrás de un telón rojo, baudelarianos
con el alma reventada de tanto bailar
porque nunca supimos afrontar la quietud.

Somos errantes, vamos de costa a costa
tenemos los pies quemados y enrojecidos
caminamos sobre un mismo espejo
abrimos una puerta y cerramos otra
entramos y salimos, caemos y nos levantamos,
caemos en torrenciales lluvias, transmutar
o silencio de flor o canción de lluvia
o si no grandes girasoles floreciendo por todas partes.

Nacemos de la nada y de nadie, desnudos y sin patria,
más verdes que la hierba, nos espera el abismo
desde el primer instante en que respiramos
este aroma, esta sustancia tóxica
este frío, esta soledad,
a la orilla del sosiego y la pasión
detrás del tiempo, detrás de febrero,
palpitantes, libres, salvajes,
vivos.

 

Anuncios

7 comentarios en “Transfiguración

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s