Noche de noviembre

En esta noche de noviembre
los perros ladran como nunca
y la lluvia cae con dolor
sobre la ciudad triste y enferma.
Tengo en mis manos una lágrima
y la observó como a un espejo.
Si hablo, mueren las palabras que pronuncio.
Si callo, pudiera ofender al silencio.
ya no se si cantar o quedarme callado por siempre,
mi alma no encuentra su lugar en el universo
¿Quién sembró tantas sombras en mí? ¿Quién tira los hilos de mi destino, quien descuelga
sin piedad las almas de los lazos? Y madruga todos los días
para vernos despertar a la mañana ¿Quien fue tan despiadadx
de darnos vida solo para vernos morir?

Anuncios

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s