EGO

Tengo tantos sueños que no he cumplido,
no puedo irme así como así, ni aunque quisiera,
mi poesía es un balazo al corazón del siglo,
tal vez jamás notaran mi presencia,
pero un día llorarán por mi ausencia.

Algunos días me he amado, y otros, que son los más,
me he odiado más que a nadie
en todo el mundo. Solo por el terrible crimen de ser yo,
harto de cantar y cantar, involuntariamente,
como si Dios hubiera trazado mi destino.

Los ángeles me rodean para ver lo que canto
porque no habían escuchado nada parecido en años,
el silencio amanece en mi voz,
casi nunca en la vida me he repetido, y cuando me repetí
fue solo por capricho.

Yo tengo la palabra que nunca fue dicha
yo tengo la palabra que es como un milagro
y si nadie lo advierte, y si nadie lo comprende,
¿A mi que me importa?

No hay nada mejor que el olvido,
me gustaría que todos mis poemas fueran quemados en una hoguera
para que nadie los leyera nunca,
porque en el olvido las cosas se mantienen más puras.

Siento tanto fuego adentro de mí,
me quema, me lastima, me consume,
se alimenta de mí y me hace daño,
pero al mismo tiempo
yo también me alimento de sus llamas.

En la parte más alta de un sueño
encontré un epitafio que tiene escrito lo siguiente;
Aquí yace el poeta de las tempestades,
murió en un día azul de invierno,
y desde allá abajo, sigue cantando en silencio,
sin remedio, sin tregua,
desnudo y palpitante.

Anuncios

Un comentario en “EGO

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s