Poemario. Sangrante Luna. Parte VI

Podrá ser que estamos encerrados en una oficina
ahogados entre ennumeraciones absurdas,
pero siempre hay una parte intima de nosotros
que permanece intacta y viaja en otro tiempo.
Es un ser que no nos pertenece, sino que dormita
en el fondo de nuestra propia sombra.
Es un breve aliento que nos permite transitar
más allá de la realidad palpable.
Es un rocío de luz que inunda las tinieblas.
Es un árbol que canta, es un piedra que llora.
Es un pájaro azul que se va y regresa.

Anuncios

Poemario: Sangrante Luna. Parte V

Amigo, en tus ojos ví
la semilla de la miseria humana.
Amigo, aún estás lejos de tí,
pero estás más cerca del olvido.
Por esa sensación indecible
que te vuelve irreal conforme se dispersa
por esa vida que no has vivido
que te hace gritar en silencio como un árbol.
Por ese miedo de no haber sido.
Por esa música que arde en tu sangre.
Por ese pájaro azul y herido.

Poemario: Sangrante Luna. Parte I

Todos los pájaros de mi nido se han ido ya.
Estoy sólo en medio de la tempestad.
Pienso en la temible oscuridad de la muerte
y en los rostros que nunca regresan.
Pienso en la acumulación de tantos sueños
y miro hacia el horizonte que se aleja.
Este mundo me duele en todo el cuerpo
siento los ríos, las flores, el mar, y la tierra,
Hoy, me siento enraizado con la eternidad.
Hoy, soy; el que soy, el que fui, y el que será.

Un poema

Un poema me esta pidiendo que lo escriba
pero yo no tengo palabras esta noche
$iN0 una creciente necesidad de ser palabra,
es entonces debido, que el poema me escriba a mi
y al profundo caos de mi conciencia
que se bifurca en todas las direcciones.

La vida es corta, pero también es muy bella,
y yo no quisiera dejar lagrimas al partir,
quisiera dejar viajes para conocer el cielo.

Si las estrellas están tan, pero tan lejos
¿Porque no miramos nuestras manos que están más cercas?

Un automóvil pasa y hace ruido con su motor viejo.
Una mosca pasa volando quien sabe hacia dónde.
El silencio se aleja de nuestros pasos.

De tantos que somos, ya estamos apretados
y todos tratando de decir; ¿Que es esto? y ninguno tiene ni una certeza
y las mismas dudas milenarias siguen dando vueltas y más vueltas
y desde arriba nos mira la sangrante luna sin piedad.

Somos amigos que nunca se conocieron
pero rieron juntos todos los días de alguna manera.

Tenemos los siglos de la tierra en nuestros brazos.
andamos perdidos y desesperados en esta tierra.
¿Estamos vivos aún? No lo sé
pero estoy seguro de que respiramos.

El primer pájaro

Camino con tanta calma
en medio de la tempestad
que puedo escuchar cada gota caer, una a una,
del cielo al suelo, y de palmo a palmo.

Cierro los ojos para ver con el corazón.
Oigo el canto del primer pájaro.
Oigo el ruido de los autos lejanos.
Oigo el silbido de la eternidad.
Grito como un árbol. Lloro como una piedra.
Cientos de cuervos salen volando desde mi pecho.
hoy no me alcanzan las sombras
hoy me siento lúcido, y mi pensamiento es claro como un río,
y al otro lado del silencio escucho una voz que se aleja.
una voz que no es mía, una voz que no es de nadie.
una voz que canta desde el origen del universo.
y sana las heridas del espíritu con su tonada inasible.

Desde aquí miro un momento mi alma
atraído por el abismo que guarda mi pecho,
y abandonó la búsqueda constante de ser
y yazco en lo más profundo de mi mismo
entre el ascenso y la caída, triste y huyendo de la huida,
dándole forma y alma a esta luz extraña
que desde mi cuerpo emana involuntariamente.

Aquí no hay ninguna revelación de la conciencia
Nada que se parezca a la retórica del razonamiento
Nada sino el espíritu hablando a través de mi
y dejando el más sublime de los misterios al descubierto.

Y sigo caminando hacia ti
aunque cada vez estás más lejos
y sin darme cuenta camino alrededor
de unas ruinas circulares.
Y de pronto me encuentro contemplando
al individuo que era hace 2 minutos
cuando escuchaba autos lejanos
y tenía los ojos cerrados,
que cosa extraña es el tiempo,
cae como las hojas de los árboles en otoño
cae como un elefante cansado de recordar
cae como un paracaidista sin paracaídas
y nosotros lo miramos caer
como quien mira una guillotina a punto de cortarle la cabeza.

A donde quiera que miro solo hay anuncios.
un automóvil pasa apresurado, y otro, y otro más.
una mosca pasa volando quien sabe hacia dónde.
Desaparezco entre los edificios grises.
No hay nada que hacer ante la inflexible realidad,
solo me queda sentarme a esperar la mañana.

Y de pronto estoy parado frente al refrigerador
buscando una cerveza helada
y al otro instante me encuentro afuera en el patio
desesperado por los muros que me rodean
y después estoy en el trabajo sentado en la misma silla
contando los mismos números, y llenando las mismas papeletas,
y mordiéndome las uñas, y con la misma ansiedad,
y con más ganas de morir que nunca.
Pensando; ¿Esta es la vida que quiero llevar?
me da una extraña rabia por dentro de mí mismo
saber que me pagan dinero, pero yo les entrego mi tiempo que es más valioso
porque ese nunca regresa,
sigue su camino eternamente como un guerrero ancestral.
y de tanto que pienso me vuelvo irreal
y siento unas ganas de correr hasta caer muerto
y no soporto esta puta ansiedad que me consume por dentro.

Y voy perdido por las calles como un perro abandonado
y solo quiero correr y escapar de todo
y me siento tan solo que no estoy conmigo,
y de pronto te encuentro en medio de la tempestad
tan transparente y auténtica que ningún dialecto podría describirte
y siento unas ganas hermosas de reír y llorar
y vuelvo a ser el niño que jugaba solo a la pelota
sin ningún compromiso, y ninguna pretensión
entre las paredes de mi antiguo hogar.

Disco rayado

Y soy yo quien imagina lo que soy
pero ni yo, ni el individuo que imagino,
sabemos lo que somos. Y uno lejos del otro.
observamos al que vive sin pensar.
al que corre como un río. Y canta como si la vida
no fuese un disco rayado.

Y mientras acontece este suceso atemporal y metafísico
yo estoy escribiendo sobre esta mesa de madera
un trozo del mundo en que vivo. O soy.
y tal vez cuando leas este poema yo estaré muerto
pero sentirás mi presencia delante de ti
como si nunca me hubiera ido.

Y nuestras almas se reconocerán como dos amigos
que no se han visto durante años
y sentados sobre la misma piedra antigua
recibiremos por fin a la ausencia sin límite
de nosotros mismos.

Elegía

He muerto esta noche.
Tengo abiertas las heridas
y mi sangre corre y corre
a través de la banqueta fría.

He muerto esta noche.
Los vientos traicionan mi alma
y me llevan por cualquier lado
mis ojos son girasoles marchitos
y mi pecho es un nido sin pájaros.

He muerto esta noche.
Solo he venido a verte pasear una vez más
a través de esta calle oscura y fría
para amarte en silencio.

He muerto esta noche.
Cuanto me duele tener que irme así
sin haber encontrado jamás
la última palabra para mi primer poema.

He muerto esta noche.
Aquel pájaro ya no canta más.

Río de colores

Mis manos estan cansadas de dar a luz
Mi voz esta cayendo hacia el cénit
Y solo veo un paisaje a donde quiera que miro
De ciudad solitaria, y de camión con muertos.

Mi carne se hace aire al anochecer
Mis sueños han dejado una semilla
Es inútil que mi río fluya en todos los colores
Si fue leyenda para ti, eso es suficiente.

Somos dos amantes que se miran al despertar
Somos dos amantes que corren en el cielo
Y se acarician el uno al otro hasta volverse reales
Y se sueñan el uno al otro acostados sobre el viento.

Quiero tocar tu voz que pronuncia luz
Quiero abrazarte y no soltarte nunca
Y habitar en el espacio entre nuestras miradas
Y fotografiar tu sonrisa que acaricia el corazón del mundo.

Estamos cerca a pesar de la distancia
Estamos cerca en estos versos que escribo
Enraizados, inmarchitables, como la poesía y la música
Y como tus ojos que escapan del olvido.

Limbo

En alguna parte del abismo infinito
permanecen suspendidas en el aire
cada una de las palabras que pronuncias

Siento tu pasión en mi propio cuerpo
somos dos reflejos de un mismo ser
dando pasos sin rumbo en este sendero

El coral de tu corazón brilla más el jueves
todo debiera ser indefinido frente a ti
para que nombres al mundo entero

y aún con el dolor de la otra vida
llorarás desnuda en un siglo lejano
y jamás regresarás a recoger tus sueños
que ahora vagan en los cabellos de un rastafari

Yo siempre lo dije, vivimos en el limbo
es preciso encontrar una puerta en la piel.

Si muriera

Si muriera,
mi sombrero sería muy grande
como para que alguién se lo pusiera,
El general ya dió la orden
el enemigo esta allá….
Pobres soldados domesticados
pobres vástagos de sal.
Que tristes son los inviernos cálidos
ya es tiempo de resucitar el polvo.
Que tristes son tus ojos de hospital
y tu piel ¿Porqué dice tan poco?
Ah! Ah! Pero si muriera
el cielo se te caería encima
y el viento te arrancaría las orejas.

Extásis de luciernagas

¡AH! Ya no quiero seguir,
basta ya de tantos pensamientos.
¿Porque todo es dolor?
Porque todo es dolor
me duele el mundo y me duele la luna
me duele la noche y me duele el amor
y las tinieblas se aferran a mi espíritu.

¡AH1 Mis pies se van como ríos
las pupilas dilatadas galopan sobre las estrellas
y un limón bebe se cae del árbol
¿Quién habrá hecho de mí este animal errante?
¿Con qué propósito me sembra-ron desnudo y llorando?
¿Porque no puedo saciar esta puta sed?
Sed de ser +, sed de tinieblas, sed de soledad y locura,
sed de arrancarme el espíritu
y ponerlo en poemas que nunca termines

Nadie nos escucha pero siempre cantamos
estamos sucios de sangre y lodo, plagados de sombras y tribus,
míranos, míranos, somos los que vamos
a través de tus lóbulos, dejando semen en tu cerebro y tu pensamiento
estamos sucios y corroídos por el tiempo
pero eso no importa, nosotros siempre encontramos la forma de sobrevivir,
hemos estado junto a ti desde el principio
y jamás nos iremos, seguiremos dentro de ti, hasta consumirse por completo.

No sé cómo decirte esto que siento en mi pecho
nunca puedo, nunca he podido,
aunque de todos modos tampoco importa
ya dijeron lo que se tenía que decir
y esa taza de café bosteza como un recién nacido
y las velas queman el mantel en la boda
y un fauno vestido de traje tiene pésimos modales
y sobre un astro lejano a mil años luz
hay un dios que llora y pide perdón.

Este poema, es y será,
un simple boceto de tus lágrimas
perdona que no coincida, con el sol y la luna,
perdona que no se parezca al horizonte,
esta flor que tienes en tus manos
es mi sangre floreciendo,
esta lágrima que se derrama de mis ojos
es un pajarito de agua.

¡Oh y porque! ¡Porque! ¿Porque!
¡Porque me hiciste esto?
Mira en lo que me he convertido
escucha mi voz perdida
Mirame girar como un molino
sin Quijote.

Algo trazan estas letras,
veo que algo van dibujando
pero no son palabras ni pensamientos
son herbarios que solo crecen
en un ámbito extraño donde todo es ajeno,
estoy como en trance
enraizado con la melancolía
que lleva doliendome desde antes de nacer
larguísima melancolía
que descansa en el silencio de las canciones,
¿Porque no puedo callar?
Son tantas sombras. Son tantos pájaros.
Ya no los puedo controlar.
Se morirán todos. No quedaré ni yo.
Creo que es demasiado tarde para reir y llorar.

Resulta que usted tiene una deuda con nosotros
que va acumulando intereses desde que nació
Puede pagar a plazos, o puede pagar de contado,
aquí no hace falta jugarse el pellejo ni tampoco soñar
aquí todos los sueños ya son una realidad
podemos darle lo que usted desee
pero debe darnos su dinero ;
( y su vida.)
También debe responder unas preguntas
para llenar un formulario
y necesitamos que nos mienta en cada respuesta
¿Cuantas veces dijiste hola? ¿Cuantas veces dijiste te amo?
¿Porqué no te ahorcas con ese cable?
Entrégate a extasis de música y luciérnagas
olvida el lenguaje, olvida tus pensamientos
quemate, quemate, quemate en el fuego nuestro
Al final tu no existes, solo eres nosotros,
cantame, cantame, quiero escuchar lo que sientes
pero no sientas tanto, o te arrancare la voz,
vendeme, vendeme, vendeme ese color que nunca ví
por que ese es el único destino que este sistema ofrece,
o bien puedes hacer un picnic junto al río
y atrapar un gran pez con escamas de plástico,
así nos gusta verte, feliz y con la barriga llena
tragandote toda esta miseria y esta mierda

Al morir

Nada quedará de mí
ni siquiera un poema
ni siquiera una fotografía
seré como una aguja
perdida en lo más profundo de un pajar
porque no nací para ser más
no nací para dejar un poema en el tiempo
y cuando escribo un poema es igual a otro.
Lo he perdido todo
incluso lo que nunca he tenido,
y cuando aprendí que mi destino era la nada
respondí con una risa de ángel caído
y nunca más pude dejar de reir.

Vivo constantemente dividido entre dos hombres
Uno que sueña y otro que vive
juntos hablamos de lo que nunca pudo ser
juntos escribimos estos versos
con un aroma de lejanía en los cabellos
con una música sangrante en las manos
con esta poesía que es igual a respirar
y somos libres, y caminamos sin saber el camino
y nuestras estrellas no brillan pero bailan
y lloramos en silencio, y aullamos hacia el horizonte
y vaciamos nuestras voces sobre el mundo.
(pájaro de alas rotas, viento donde cayó la primera canción
la ciudad que existe dentro de un abanico
Jesús caminando sin cruz sobre la espalda
santa claus quemándose en mi chimenea)
cuantas cosas he olvidado
cuántas veces he llorado en vano
sin encontrar los inviernos que viví ayer.

Ah! este dolor inexplicable es como una bomba atómica explotando dentro de mi
¿Por qué no puedo dejar de sentirme así en las noches y en los días?
mi alma está agonizando como un quetzal con las alas heridas
los cruz de los siglos es demasiado peso para mis hombros tan pequeños
me siento abandonado como un perro que ladra desde la azotea
como un perro abandonado en las calles
como un extranjero que se ha arrancado pueblos de la piel.
tengo dientes de piano
y mis pies tienen vida y dicen debería volar como un águila
pero solo es porque ya están cansados
yo se que mienten y no debo hacerles caso
también hay sombras que dicen ser mis familiares
sombras adormecedoras de penas
sombras plagadas de constelaciones sin brillo
no quieras aspirar mi canción de marinero olvidado
¿Porque llegas tan temprano a mi casa?
las estrellas se desnudan en el oasis y dan miel como abejas
¿Porque te quedaste encerrado en mis ojos?
Cien naves de extraterrestres sabios aterrizará en Chichenitza

De repente escucho una gota que cae
como un canto, y otra,
y otra más…
se hace un charco, y miró,
la dulce sombra de tu reflejo en el agua.

Maneras de escuchar el llanto de un siglo

Estamos desnudos uno frente al otro,
como dos patrias separadas por una frontera
como un sol rojo durante el atardecer
como dos flores naciendo durante la primavera.
(Lejos del tiempo, fuera del espacio)
cuanta tempestad, cuanto dolor, cuantas vidas
y aún así pudimos nosotros, por capricho del destino
estar juntos en este punto del universo,
mira amor; mira el campo, mira el cielo, mira la luna,
que a través de tus ojos todo es más bello.
Descálzate. y camina sobre el aire
y yo en cambio viviré hasta el último de mis días
amando los más íntimos detalles
de tu risa y tus cabellos, de tu voz y de tu aroma,
y sobre todo esa forma extraña
que tienes de cantar en silencio.

Encerrado en mi propio cuerpo

Me siento encerrado en mi propio cuerpo
ya no soporto el peso inexorable de los días
necesito correr y correr hasta perderme
necesito abandonarme al sonido de la tormenta
necesito estar aquí y a la deriva.
Atardece sin mi. Nadie me ve caer entre las tinieblas
con el alma asfixiada de tanto pensar
Aún no es tiempo. No puedo bajar el sol con mis manos
intento abrazar las penas sin llorar.
Aunque pareciera que el mundo esta dando su último aliento
intento amar lo que me trae la vida.
Pero le pierdo el sabor a las cosas y no sé
como es que llegue a este punto
y ardo en las llamas del fuego eterno y quiero
ser cielo, ser mar, ser todo y ni siquiera
encuentro la manera de ser yo mismo y sangro
una luz nitida que tan solo procura encontrar un espacio
en el hueco que van dejando los siglos.

Ciclo de dormir y despertar

Lloro y no sé muy bien por que.
Escribo y no se que quiero decir.
No pasan las estrellas fugaces,
parece que todo mi cielo es de nubes,
no pasa el aire, no pasa el tiempo,
se hace de noche.
Pienso en ti, susurro tu nombre,
Siento el alma fría y deshidratada,
ojala supieras lo triste que es el mundo
y lo largas que son las noches
cuando no escucho el rumor de tus cabellos
y el adios de tus pasos que se alejan.

Y si

Y si tus manos, y mis manos
se tocan pero no se agarran
hay que agarrarnos con las almas.

Y si tus ojos, y mi tierra
están secos de tanto llorar
hay que sembrar un árbol en el tiempo.

Que cosa tan rara seríamos
el uno sin el otro;
mar sin luna y luna sin mar.

Que inspiración la mía
mientras bebo este vino
y busco tu perla azul

en medio de la neblina
la neblina de sueños
por los cuales dejamos de vivir

yo no sé ni lo que digo
soy el aire dentro del ziploc
y la copa sin vino.

Los versos tienen vida
y me hablan al oído
yo solamente los escribo.

y por alguna razón extraña
emano esta poesía
que es igual a respirar.

ForeNever

Tengo tanto por decir
y las palabras son tan pocas, en serio tan pocas
se quemaron los frutos de mis ramas
y parece que llegaré tarde a mi propio funeral
y estoy seguro de que mi cadáver
recitara versos desde abajo de la tierra.

nunca encontraré una palabra o sonido
que me permita colgar del cielo como un panal
o que por lo menos me permita ser.

Ya va a caer el último pájaro
atravesado por la bala de un rifle,
ya va a ser la misa sin dios
hoy soy yo el muerto y el vivo,
encerrado en este espejo sin ningún reflejo
que creció como un árbol torcido.

Tal vez ellos; tu y los otros
prefieran la poesía de la noche,
pero yo llevo enterrada en el pecho
la poesía del amanecer.

Te regalo el S0L,
cuidalo.