Poemario. Sangrante Luna. Parte VI

Podrá ser que estamos encerrados en una oficina
ahogados entre ennumeraciones absurdas,
pero siempre hay una parte intima de nosotros
que permanece intacta y viaja en otro tiempo.
Es un ser que no nos pertenece, sino que dormita
en el fondo de nuestra propia sombra.
Es un breve aliento que nos permite transitar
más allá de la realidad palpable.
Es un rocío de luz que inunda las tinieblas.
Es un árbol que canta, es un piedra que llora.
Es un pájaro azul que se va y regresa.

Anuncios

Poemario: Sangrante Luna. Parte V

Amigo, en tus ojos ví
la semilla de la miseria humana.
Amigo, aún estás lejos de tí,
pero estás más cerca del olvido.
Por esa sensación indecible
que te vuelve irreal conforme se dispersa
por esa vida que no has vivido
que te hace gritar en silencio como un árbol.
Por ese miedo de no haber sido.
Por esa música que arde en tu sangre.
Por ese pájaro azul y herido.

Poemario: Sangrante Luna. Parte IV

Al callar la inmensa tempestad
pasean las esencias que se aparean
por cuya piel se filtran brillantes
charlas y sonrisas, de recuerdos lejanos.
Las palabras lloran por la ausencia
de tu voz que pronuncia luz
de tu voz liviana y alada
de tu voz espejo del infinito
de tu voz que es todo y es nada.

Poemario: Sangrante Luna. Parte III

No existe un camino más largo que el nuestro
nos pesan los pájaros anidados en el vientre
nos pesa la espiral en la que espiramos
—————————————————–[eternamente
y vivimos enterrados en un sueño
y naufragamos en la memoria
y cuando por fin despertamos
ya es demasiado tarde
para serte.

Poemario: Sangrante Luna. Parte I

Todos los pájaros de mi nido se han ido ya.
Estoy sólo en medio de la tempestad.
Pienso en la temible oscuridad de la muerte
y en los rostros que nunca regresan.
Pienso en la acumulación de tantos sueños
y miro hacia el horizonte que se aleja.
Este mundo me duele en todo el cuerpo
siento los ríos, las flores, el mar, y la tierra,
Hoy, me siento enraizado con la eternidad.
Hoy, soy; el que soy, el que fui, y el que será.

Un poema

Un poema me esta pidiendo que lo escriba
pero yo no tengo palabras esta noche
$iN0 una creciente necesidad de ser palabra,
es entonces debido, que el poema me escriba a mi
y al profundo caos de mi conciencia
que se bifurca en todas las direcciones.

La vida es corta, pero también es muy bella,
y yo no quisiera dejar lagrimas al partir,
quisiera dejar viajes para conocer el cielo.

Si las estrellas están tan, pero tan lejos
¿Porque no miramos nuestras manos que están más cercas?

Un automóvil pasa y hace ruido con su motor viejo.
Una mosca pasa volando quien sabe hacia dónde.
El silencio se aleja de nuestros pasos.

De tantos que somos, ya estamos apretados
y todos tratando de decir; ¿Que es esto? y ninguno tiene ni una certeza
y las mismas dudas milenarias siguen dando vueltas y más vueltas
y desde arriba nos mira la sangrante luna sin piedad.

Somos amigos que nunca se conocieron
pero rieron juntos todos los días de alguna manera.

Tenemos los siglos de la tierra en nuestros brazos.
andamos perdidos y desesperados en esta tierra.
¿Estamos vivos aún? No lo sé
pero estoy seguro de que respiramos.