Una puerta hacia el más allá

¿Por qué tememos la intangible muerte
y no amamos toda la vida que tenemos alrededor de nosotros?
¿Por qué vivimos inmersos en un gran sueño
y no somos capaces de contemplar el mundo real?
¿Por qué nos ocultamos detrás de la palabra
para encontrar un refugio que nos proteja de la realidad?
¿Por qué nos vamos lejos, muy lejos….
como un barco que se pierde en el horizonte del mar?
¿Por qué caminamos en círculos
pasando por los mismos lugares que nuestros ancestros?
¿Por qué este ciclo interminable, por qué tantos mundos
por qué tantas galaxias, por qué tantas edades?
Hemos repetido constantemente las mismas preguntas
y nadie ha encontrado ninguna respuesta
Hemos hecho de nuestro mundo una maquinaria de engranajes
y vamos por la vida como automóviles de fórmula 1
ansiosos y precipitados, azules y nostálgicos, furiosos y aprisionados
nadie tiene tiempo de crecer como la hierba en el campo.

Escucho que alguien toca la puerta, pero si abro la puerta….
¿No seré acaso yo el hombre detrás de la puerta? No quiero ser
no quiero narrar batallas, ni hablar del hambre y la miseria
carezco de sitios donde la sangre rocía las plantas de la primavera
lloro como una madre que ha perdido a un hijo
lloro como la tierra que no ha sentido germinar el fruto perfecto
lloro como tu, lloro como yo, lloro como todos,
esta fragancia inmensa de mis palabras es el perfume del universo
ya es demasiado tarde para cantarle a la luna
tan solo espero que mañana los cuervos vuelen libres.

Ahora estoy aquí. En este lugar frío. Varado en donde mismo que al principio,
tratando de amar hasta la muerte
bajo las sombras de esta máquina inmensa
en este mundo de poetas que lloran porque el cielo es azul,
El yo de antes. Cantó hasta abrir el cielo. Y yo en cambio me inclino a besar la tierra,
prosa, verso, música, para mi todo es lo mismo
yo escribo en el aire y canto fragancias, yo respiro el sonido y dibujo el tacto
pero solo algunas veces descubro tu nombre entre la arena,
y me dan unas ganas de llorar
y me desnudo entre la insondable tormenta
y siento que voy creciendo en el aire como una hierba
Esto…. No se puede expresar en ningún lenguaje
es algo que ya está muerto pero nunca se ha ido
son los últimos ecos del hombre que me habitaba ayer
no sé si voy a poder tocar el sol
tal vez la tormenta dure para siempre
Alguien toca la puerta….
Debo irme, ha llegado el hombre del mañana.

Anuncios

18 comentarios en “Una puerta hacia el más allá

  1. ”nadie tiene tiempo de crecer como la hierba en el campo.” Esta frase es genial, me gustaría que la gente leyera tu poesía como a la de cualquier poeta vanagloriado, eres grande, felicidades.

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s