Un breve poema de amor

Veo que tú eres un cielo
un atardecer soleado
así, con tu piel rojiza
y tus labios despintados.
Así….

Anuncios

A mi padre

Eres un quijote de otros tiempos
y vas por la vida impregnado de lejanías
como un barco que viaja en el cielo
y te convaleces de la angustia ajena
con el amor absoluto de cristo.

y brilla tu mirada de estrella herida
y dejas profundas raices en el aire
y solo tu comprendes el dolor de mi espiritu
y tu voz es como el mar profunda y sabia.

Dejame que te hable de hombre a hombre
para decirte que te admiro infinitamente
por que eres el hombre más honesto
que he conocido en toda mi vida.

Dejame que te hable frente a frente
aunque no haya vivido lo suficiente
aunque mi hambre sea infinita
aunque no sepa agradecer
que gracias a tu voluntad estoy aquí
arraigado en el cosmos
y bendecido con la oportunidad
de vivir.

Hay alguien más

Hay alguien más en este hogar
y su presencia es oscura
(es un parasito del alma)
Los cuervos blancos, crascitan
entre las tinieblas, la sangre habla
El apocalipsis está cerca
¿O acaso ya estamos en el apocalipsis?
Y suenan las trompetas atormentadas
alguien me mira mientras escribo
y no hay nadie más en la casa
¿Será que me estoy volviendo loco?
me gritan – ¡No nos dejes! ¡Déjanos vivir en ti!
ah! Solo queda este melifluo de luz
y no pienso dejarlo morir.
Me acompañan millones de individuos
y yo me siento tan solo, siempre tan solo
hay una mujer que amo y me ama
un corazón floreció entre mis manos
y yo muero lentamente como un oso polar
en el último glaciar de un polo.

La estación de las almas. — RONBUTI

Les comparto este grandioso poema de Ronbuti (Has click en la imagen)

La primavera apuesta por los soles verdes antes del verano con azules algarabías. El otoño recoge en los patios las hojas del temor al invierno que no ocultan siempre la nieve. Las estaciones ocupan los cuerpos como esfinges que el día y la noche retocan con un brillo ingenuo. Y las almas […]

a través de La estación de las almas. — RONBUTI

Plegaria

En mi noche de cristo abandonado
tuve una plegaria transparente
pero la guarde en mi absurda humanidad
y el amor fue un lirio cortado de una laguna
no quiero para mi ninguna desgracia
no quiero que un árbol eche raíz en mi tumba
de cementerio florido, de muertos despiertos
aterrado, muriéndose de pena.
¡No! no puede ser posible que solo haya nacido para morir
y escuchar el canto de los pajaros
que se están muriendo lentamente igual que yo,
no puede ser posible que solo haya nacido para pensar
en la muerte y en la vida y en el más allá
sin ser capaz de encontrar una sola respuesta,
me niego a aceptar mi destino
y si no nací para ser el poeta del siglo
entonces volveré a nacer
hasta encontrar un nuevo color
que sea digno de recordar en esta era de olvido.

Inalámbrico

Mis versos nacen solos,
desde el espíritu, inalámbricos e inconexos,
y yo nazco en ellos,
ya ningún lápiz dibuja en la memoria,
la eternidad esta en pausa
una aplicación para esto
otra aplicación para aquello
y todo va cayendo a través de los siglos
suena el teléfono
es preciso contestarlo
quizás otra vez sea el silencio
con un relato hermoso
que provoque la risa divina
del pequeño dios que juega dormido
¿Hasta cuando podré callar?
¿Hasta cuando habré dicho todo?
¿Porqué esta voz grita dentro de mi?
Siento que el pecho me va a explotar
ya no se como transmutar esta esencia
que se rompe en paisajes, aromas, y sonidos
me voy yendo lentamente de la vida
y no he dejado nada más que dolor
es tiempo de llorar y llorar
como solía hacerlo Jose Alfredo
con un llanto tan fuerte
que rompa el encierro de nuestros cuerpos

Tormenta de girasoles

Sobre mi corazón florecen hierbas frutales
me siento embriagado de tanto amor.

La luz que brota desde tus manos limpias
envuelve mi corazón de carbón

Estás más allá de todo. Del pan y la vida
y del idioma y de la fragancia y de ti
llegas, oscura y pura, abstracta y preciosa
y tu voz alegra el aire como un canto
en una primavera desolada y lluviosa.

¿Qué sería yo sin tu alma de diamante?
¿Qué sería yo sin el calor de tu memoria?
¿Qué sería yo sin tus ojos de luciérnaga?
solo sería una chispa azul
que se desvanece en esta tormenta de girasoles.

Somos

Esas sombras que esconden el espíritu
borran la luz en la oquedad de su paso
es en vano aferrarse a otro cuerpo
silenciosos, más que una libélula en la selva
vapuleados y sin mirar las mariposas
que pasan volando sobre las flores marchitas
los hombres somos guardias de nosotros mismos
y sin embargo a pesar de negarlo todo
somos.

Mar de sueños

El mar da la bienvenida con sus olas
Mientras el sol dormita sobre la arena

Los peces se enredan en la basura de plástico
el mar llora desamparado como un niño perdido

Mira el cielo sangrante y las lágrimas del cielo
Mira los pájaros volando en un precioso circulo

Escucha la profunda sabiduría de las tortugas
siente la confortable caricia de la brisa.

Esta noche todos los ríos regresaran
como viajeros perdidos
para encontrar un lugar inhabitado
bajo los relieves del cielo.

Raíces de aire

Hoy estoy dejando raíces en el aire
tengo fraternidad con todas las cosas
esa piedra que esta tan callada
me dijo que yo nunca sería alguien
y yo me reí como se reía Mozart

Me dan risa estos hombres de plástico
con sus cuerpos de sopa maruchan
que nunca supieron lo que es hermoso
por estar persiguiendo papeles
donde no se pueden escribir poemas

En esta vida da lo mismo saberlo todo
que no saber absolutamente nada
el único enigma somos nosotros
aparte de eso todo es revelación
y una semilla en la mente y un crujir del tiempo

Esta vida es demasiado corta
y nadie nos enseña a morir
nuestros cuerpos caen al suelo
como una triste hoja seca
y solo nos queda esperar en silencio
para volver a nacer en otra era

Lloran los ríos que jamás encontraron el mar
cantan los pájaros bajo los relieves del cielo
las multitudes viven apretadas en las ciudades
como sardinas en una lata instantánea
¿Y qué se yo? ¿Qué cosa te puedo decir en este poema?
Nunca he sabido lo que tengo que escribirte
simplemente persigo un conejo ciego
que corre hasta perderse en la luz
y cuando lo tengo entre mis manos
justo en ese momento se detiene la vida
y comienza la poesía.

6:00 AM

El ventilador me dijo que ayer era un hombre
un pez de humo entro volando por mi ventana
moldeo esta realidad como a una plastilina
Me siento tan solo, todos están muertos en la arena
las olas se los llevan al cielo
Vivo en una cereza
¿Has visto los recuerdos de un muerto?
Hey! No te lleves nada de aquí
deja tus manos torpes lejos de mi esencia
Hay un dodo corriendo en el prado
Paloma viajera ¡Regresas a tu nido?
me gusta ver brillar la perla del silencio
quiero nadar con los delfines mudos
(¡Por que odio el sonido de los delfines!)
guerra de piratas en mi plato de cereal
pensamiento derretido en un papel
edificio de caramelo, casa de chocolate
durazno envinado con licor del edén
se aproxima la batalla celestial
Lucifer se ha decidido a arrebatarle el poder al señor
Y ese día, dios y el diablo murieron,
y los ángeles y los demonios decidieron amarse
¿Recuerdas el hombre que se extravió en una taza de café?
¡Son estas, son estas, son estas!
¡Las canciones de ellos!
¡Jamás las habías escuchado?
¡Jamás las habías sentido?
Son las habichuelas que crecen hasta el cielo
Son los molinos que giran infinitamente
son almas bailando sin ton ni son
en un desfile interminable
hasta fecundar un segundo olvidado
Gritemos hasta que se rompa nuestro cuerpo
¡Seamos más, seamos todo!
Palma, estrella de mar, pulmón cancerígeno
¡Seamos absolutamente todo!
¡Oh no me borres! ¡No soy tu poema más bello!
¿Cual es tu secreto?

Ven

Un pueblo de luz se asoma en la neblina
estamos lejos de nosotros
¿En dónde están los paraísos de los dioses?
¿Por qué lloras, triste flor?
Ese sollozo ardiente que cae sobre ti
es el fruto de una noche desesperada
en los jardines ya es demasiado tarde
¿y cómo decirte amor, que no estés triste
porque ya es primavera en mi alma?
la tristeza es un árbol seco en mi pecho
balbuceo versos y rozo con mi poesía
el coral divino de tu pensamiento frágil
Soy y no soy el mismo que te escribe
en el corazón de esta mañana desesperada
a donde quiera que voy siempre llego demasiado temprano
mi poesía es como la última noche
se incendian los iconos en las llamas de mis multitudes
la eternidad se quebranta en mis pasos
un tornasol desfila en el tercer ojo-hoja
dame una palabra en las manos y la moldeare como plastilina
y mi voz de aire lastimado
se encontrará con la belleza de tus sombras salvajes
y sin carne me dispersare entre tus sueños
allá donde se encuentra en reposo el niño de tu alma
Ven.

Am-arte

Nacer en cada instante de la vida
y ver pasar los días como una película
y las canciones lejanas de Pink Floyd
un café, un poema, el atardecer desnudándose en el
Cielo
esta realidad que nunca he habitado
reminiscencias que se ocultan en cada cosa vivida
palpitaciones del cuerpo proyectándose
entre la polimórfica naturaleza de mi esencia
¡Oh música! ¡Oh poesía! ¡Oh pintura! ¡Oh arte!
llegaste mi vida y nunca me canso de am-arte.