Manzanas verdes

Canto en el ritmo primero del mar
cada palabra que escribo es un final
beso tiernamente tu alma como una luz
en esta preciosa primavera que nunca termina
donde las estrellas cantan a media noche
y el aire llora por el silencio de las voces.

Vuelo sobre los ríos de transparencia

me gusta viajar por donde nadie ha ido
en una isla insondable y microscópica
he visitado dos veces la ciudad que no duerme
del vacío que guarda la música y la poesía.

No hay nada en esta vida
que se parezca a este gran hogar
es una preciosa antesala de la muerte
y aunque la desgracia nos persigue durante el solsticio
se caen sobre nuestras cabezas las tragedias
como si fueran manzanas verdes.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s