Exiliados

Somos perpetuos exiliados
de nosotros mismos y sin embargo negamos todo
creyéndonos que existimos
para que el tiempo y la noche no se abalancen
por encima del espíritu
y aunque tenemos raíces en el aire
la noche triste nunca amanece
y se ahogan los últimos ecos de luz
en el espeso oleaje de sangre
y el silencio tiembla en las venas
y la gente desaparece sin razón
y los sueños se desgarran
pero el eterno reposo del fuego
se mantiene impasible
hasta que resucita en la memoria.

Un comentario en “Exiliados

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s