Poesía – Dios

¡Oh Dios! ¡Ya no me juzgues más!
Tu no sabes lo que es ser un hombre
no fornicaste ni fornicarás
en la evanescencia de las pasiones
no te arrancaste la divinidad
con un puñado de poemas y canciones
no alimentaste a las vacas
ni rociaste día a día los arroces
jamás disfrutaste del vicio
jamás fuiste la sombra de un nombre
jamás has temido por tu vida
jamás has sufrido heridas por amores. Todo en ti ha sido eterno
estas fundido a la cosmogonía
te siento respirar en mis pulmones, y te miro de lejos
en el reflejo de mi espejo
cantas en la melodía de los ríos, y eres el manantial oculto
en las entrañas de la montaña
duermes en la inocencia de los niños, y eres la luz
que besa la piel en las mañanas
habitas en el vientre de una madre , y en la nota
que baña de colores el aire
¡Oh dios! ¡Ya no me juzgues más!
Admira la grandeza de mi esencia
que también es la tuya. Todo el espacio
del universo no sería suficiente
todo el tiempo de la eternidad
todos los instantes infinitos
no serían suficientes para retener esta esencia
y si los poetas callásemos y esta dimensión se perdiese
¡Oh creador! ¡Oh Ala! ¡Oh Jehová! ¡Oh Dios! ¡Oh Krishna!
Tu nunca cesarás de estar en todo
porque somos el único ser y la única esencia
por que somos el único espacio y el único tiempo
porque estamos sin estar, porque somos nuestro padre
y somos nuestro hijo, porque somos nuestro dios
y somos nuestro espíritu.

3 comentarios sobre “Poesía – Dios

  1. ¡No alimentaste a las vacas, ni rociadores día a día los arroces!
    Y quien crees que hace que llueva?
    Quien creo a los animales, lluvia, sol o todo lo que existe en esta tierra.
    No ofendas a Dios con tus palabras
    Por último nosotros no somos nada, Dios nos por que los ama, así como un padre corrige a sus hijo. El amor de Dios es infinito.
    Así que no somos nuestro Dios, ni espíritu ni otra cosa que pase por tu mente, no te cansas de imaginar la magnitud del poder de Dios que igualarse a el o creer que somos nuestro Dios es estúpido pues para respirar necesitamos de el, sin el no existieras.
    Con respeto y con amor respondo a tu post.
    Honra a Dios con tus palabras y así como te gusta la poesía escriba para él pero solo y únicamente para alabarlo.
    Dios te bendiga.

    Le gusta a 2 personas

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s