Edén

Los ángeles del edén
arpegian escalas desconocidas en sus harpas celestiales,
y los dulces querubines
pintan auroras boreales  con sus pinceles de luz.

Mariposas de infinitos colores
cubren el cielo,
enormes lirios y girasoles
florecen en el prado.

Y un hombre llora desesperado
¡Dios mío! ¿Que hago ahora, si ya estoy en el edén?

3 comentarios en “Edén

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s