El Fruto

No váyase a secar en tu manos
ese fruto que dado te fue
comelo ahora o entierralo en el aire
para que nazca otra vez
surtiendo el pretérito silencio del perro triste que vive en la azotea.
Llévote conmigo, undiendonox juntos
en el oxico mismo de la et3rnidá.

¿Hasta donde? Me preguntas
temo tu temor flanco débil e inmortal
sequía incansable del corazón
pidiendo adioses viriles y amazóníricos
que permitan dormir y labriegar
mientras la onda ballena
hablando en nuevos idiomadres
cosmosidades lenguagicas
provenientes de las sexys nubes
pide perdón por vibrar tan azul.

Pero dime, dime, dime, dime
ya dime, neta por favor dime
¿No bajaron en el ocaso a caso arribandose?
¿y entonces? ¿porque están tan lluvia hoy?
mejor estense más mañana
y menos caparazón.

Mirada sin lluvia

”Te amo azul. Azul te amo.
Así como un niño que nunca vio el mar”

-Guillermo Cabañas

Cuando la luna se desvanezca sin piedad.
Cuando la oscuridad se instale sobre tu piel.
Y una tonada inasible se refugie en tus timpanos.
Regálame una mirada sin lluvia.

Ámamesufremellévamecrucifícame
no me digas adiós, no me dejes solo
libérame de esta prisión silenciosa
dónde la música es frágil y transparente.

Pronuncia la luz que se remueve en el abismo.
Conserva el fruto de la contemplación dispersa.

Y me volveré una parte muy intima de ti,
y nunca, nunca más nos alejaremos, y te veré
pura, como nadie nunca te vio, y me verás
loco, escribiendo versos que solo yo comprendo.

Y así me amarás, y así te amaré,
y comprenderás entonces que no somos medias naranjas
si no más bien, dos enfermos de soledad
que comparten las mismas cicatrices en el alma.

23 de Enero

”’Hoy es un día azul de primavera,
creo que moriré de poesía”

-Nicanor Parra

Se murió el poeta, cansado de amar
dejando viudas a las flores y la luna.
Se murió con la sublime extrañeza
de haber vivido como nadie,
siguiendo siempre su camino
como un antiguo guerrero de luz,
soñando con hermosas tempestades.

Quiso vivir adentro de las bibliotecas
y eso no puede ser en estos días de hambre.
Habló en una asamblea sin permiso
estudió la caída de cada gota durante la lluvia
cantó por instinto como los pájaros,
y eso no, eso no puede ser. ¡Esta prohibido!

Vivió discretamente, casi sin hacer ruido,
no dejo ni una huella en la tierra,
fue artesano y arte, la palabra propia,
sentado en una piedra ancestral
con una pipa entre los dientes,
buscando nuevas formas del alma.

Se murió el poeta, esperando en el puerto
un barco que nunca llegará.
La única palabra que hubiese querido decir
no pudo decirla nunca.
Jamás comprendió su voz misteriosa
Jamás abrió la última puerta,

Se murió el poeta.
Pero su palabra sigue viva.

El viento mece las hierbas

En mañanas como esta
mi corazón se convierte en un pájaro
y se va volando lejos, y siento que muero vivo
y me refugio en mí mismo, y quiero ser lo que nadie
pero todos queremos lo mismo.

Ya no quiero correr y correr sin razón
prefiero esta parado aquí hasta la muerte
justo en este punto del universo
donde el origen y el final convergen.

Quiero estar aquí y no allá.
Quiero ser uno con el paisaje;
un perro abandonado en la calle
una calle como cualquier otra
un carro que se dirige hacia la nada
una pájaro con las alas rotas.

Después de todo la vida es muy corta
no nací para ser eterno, si no pasajero
fui arrojado a esta tempestad preciosa
sin ningún porqué, desnudo y azul
como una estrella lejana.

Soy polvo que se hizo vida,
soy vida que se hará polvo,
A lo lejos se escuchan mis pasos
voy caminando hacia el fin del mundo (Mi mundo,)
bajo la noche cada vez más oscura,
con los pies descalzos para sentir la tierra
con el alma asfixiada entre tantas voces
con la música que florece de mis venas.

Es irónico. He pasado toda mi vida
haciendome preguntas,
y ahora que tengo todas las respuestas
solo quiero sentarme a mirar la hierba crecer.

En mañanas como esta
dibujo tu nombre en la neblina
Y el sol me dice -te amo, y todo lo íntimo se vuelve eterno
y me siento feliz de estar vivo, y sonrío tiernamente
como un niño pobre con un juguete viejo.

 

Una puerta hacia el más allá

¿Por qué tememos la intangible muerte
y no amamos toda la vida que tenemos alrededor de nosotros?
¿Por qué vivimos inmersos en un gran sueño
y no somos capaces de contemplar el mundo real?
¿Por qué nos ocultamos detrás de la palabra
para encontrar un refugio que nos proteja de la realidad?
¿Por qué nos vamos lejos, muy lejos….
como un barco que se pierde en el horizonte del mar?
¿Por qué caminamos en círculos
pasando por los mismos lugares que nuestros ancestros?
¿Por qué este ciclo interminable, por qué tantos mundos
por qué tantas galaxias, por qué tantas edades?
Hemos repetido constantemente las mismas preguntas
y nadie ha encontrado ninguna respuesta
Hemos hecho de nuestro mundo una maquinaria de engranajes
y vamos por la vida como automóviles de fórmula 1
ansiosos y precipitados, azules y nostálgicos, furiosos y aprisionados
nadie tiene tiempo de crecer como la hierba en el campo.

Escucho que alguien toca la puerta, pero si abro la puerta….
¿No seré acaso yo el hombre detrás de la puerta? No quiero ser
no quiero narrar batallas, ni hablar del hambre y la miseria
carezco de sitios donde la sangre rocía las plantas de la primavera
lloro como una madre que ha perdido a un hijo
lloro como la tierra que no ha sentido germinar el fruto perfecto
lloro como tu, lloro como yo, lloro como todos,
esta fragancia inmensa de mis palabras es el perfume del universo
ya es demasiado tarde para cantarle a la luna
tan solo espero que mañana los cuervos vuelen libres.

Ahora estoy aquí. En este lugar frío. Varado en donde mismo que al principio,
tratando de amar hasta la muerte
bajo las sombras de esta máquina inmensa
en este mundo de poetas que lloran porque el cielo es azul,
El yo de antes. Cantó hasta abrir el cielo. Y yo en cambio me inclino a besar la tierra,
prosa, verso, música, para mi todo es lo mismo
yo escribo en el aire y canto fragancias, yo respiro el sonido y dibujo el tacto
pero solo algunas veces descubro tu nombre entre la arena,
y me dan unas ganas de llorar
y me desnudo entre la insondable tormenta
y siento que voy creciendo en el aire como una hierba
Esto…. No se puede expresar en ningún lenguaje
es algo que ya está muerto pero nunca se ha ido
son los últimos ecos del hombre que me habitaba ayer
no sé si voy a poder tocar el sol
tal vez la tormenta dure para siempre
Alguien toca la puerta….
Debo irme, ha llegado el hombre del mañana.

Flora Salvaje

Mi poesía es una flora salvaje
la voz que canta lo inexpresable
mi poesía es una dulce herida
como la vida misma
yo no soy el que te habla desde aquí
yo soy la fotografía que nunca fue tomada
yo soy el criollo inconforme
la divinidad de este nuevo arte
que yo mismo he inventado.

Proliferan los poetas malditos
que lloran en cada verso
exprimiéndose el alma como un limón
escribiendo poemas tristes para sentirse felices
sin darse cuenta de lo patéticos que son.

Todos quieren escribir de amor
sin saber amar
todos dicen ser humanos
sin saber que es un ser humano
y yo me río como se reían Quevedo y Huidobro
y ellos bajo la sombra de Neruda y Góngora
van tejiendo sus versos cortesanos
sin escapar de la implacable permanencia.

Más borrosos que una televisión descompuesta
incapaces de mirar el rostro de la primavera.

Otros son salvajes y descontrolados
tienen todos los pedazos mal puestos
y persiguen la rima cuando ya no son capaces de verse el alma desnuda
me recuerdan a un perro mordiendo un juguete de plástico
lo cual es demasiado bello en parte.

Aún así, debo admitir, somos hermanos,
pero nadie me va a quitar esta poesía única de los brazos
sus ojos de fotocopiadora no pueden ni podrán
cantar como los ángeles del tiempo
que descansan entre mis palabras.

solo nacieron para añorar a sus marchitos dioses
que se mueren hacia dentro de ustedes mismos,
en tanto que mi voz de habanero
seguirá enchilando el aire,
o tal vez dejaré mis versos caer
como hojas rojas en otoño,
todo depende de como me sienta en ese preciso instante

A veces la anti-poesía me estremece
como un perro con roña
aullando desamparado en la calle
en frente de esa casa
donde una familia celebra navidad todos los días.

Otras veces mis canciones silenciosas florecen
y los ángeles preguntan atónitos
¿Que canción es esa que gira en el viento todavía?
¿Que canción es esa que suena tan perdida y tan preciosa?
y después cantan para siempre mi canción.

¿Alguien vio la fecha que jamás fue disparada?
¿Alguien vio la flor que nunca nació?
¿Alguien ya dijo esa cosa inexpresable y abstracta
que todos los poetas sentimos? ¡No! ¡Ninguno!

Otra vez no he podido cortar este infinito cordón umbilical
me desvanezco como una pintura ancestral
me estoy yendo como un animal en peligro de extinción
ahora entiendo todos los enigmas;
yo estaba vivo.

Mi primer libro. (Proximamente)

Bueno, últimamente no he publicado muchas cosas debido a que estoy preparando mi primer libro, estoy bastante emocionado con la obra que estoy a punto de publicar, el título es ; ”Poema vivo” , es un poemario donde incluyo todo el sendero que un poeta debe pasar para encontrar su voz interna, y a la vez encontrarse a sí mismo en el proceso, con la peculiaridad de que esto se explica a partir del poema vivo, que literalmente tiene vida propia.

Me gustaría que cuando salga a la venta puedan leerlo sin prejuicios, y me den la oportunidad de llevarlos a mi universo, sinceramente puedo asegurarles que les va a gustar, pero la verdad estoy muy nervioso acerca de todo esto jajaja, tengo miedo de que todo mi trabajo resulte en vano, y de que nadie lea mi poemario xD, supongo que es normal, por que se trata de mi primer libro publicado.

Amanece tu piel

Desde que llegaste a mi vida como un presagio divino
cantan las piedras, danzan las luciérnagas,
y el infinito termina
en la brevedad de tus suspiros.

Florece la música en el aire,
el tiempo fluye como un rabión,
basta una sola mirada tuya
para detener la rotación del mundo.

Toda la vida tiene poesía,
ha nacido un nuevo color,
hay un puente tendido
entre nuestras almas perdidas.

Ya no temo en esta tierra herida
donde la gente desaparece sin razón,
porque hasta los días más oscuros
amanecen en tu piel.

Latidos eternos

Desde la primera vez
Que sentí tu vibración eterna
Resonar en mi caparazón
Soñé con ser uno de tus latidos

El mundo era horrible y a veces absurdo
Y tu eras como una balsa olvidada en un río
Ellos quisieron dominarte y ser tus dueños
Y yo era tuyo desde que era una semilla

Conocí tu paradigma indescifrable y hermoso
Y sentí un amor tan profundo
Que me arranque el corazón y el alma
Y te los entregue en un verso

Un verso para detener la rotación
Un verso para abrir el vientre del cielo
Un verso para oír a dios.

Todos somos niños

Las olas son niños jugando a ser mar
El sol es un niño que sabe brillar
Los hombres son niños que olvidaron jugar.

La poesía es una niña huérfana.

Todos somos niños en el fondo de nuestro dolor
todos somos niños necesitados de amor
todos somos niños jugando entre la vida y la muerte
pero algunos desdichados
maduran y pierden su niño para siempre.

No hay nada que hacer por ellos
y su trístisimo naufragio.

Anuncios

Plásticamente

Plásticamente la gente creyó en cosas de otros mundos
intangibles insípidas inamables
más yo creo en árboles nubes y animales,
en la mosca que me atosiga mientras bebo el café
en la hierba que nace en mis manos y muere en mi pecho
en el dorado adorado perro que siempre acompaña.
Creo en estas calles y en esta gente que pasa
tan sutil por el tiempo, que no deja cicatrices en las horas.
Creo que la vida es sólo un instante y se consume constantemente
mientras nos hundimos en los pantanos
de procrastinación. creo que no nos queda mucho tiempo
creo que no nos quedan muchas cosas por decir,
Por eso quiero hablarte solamente
de las cosas más bellas que vi.

Oveja Fucsia

Lloras pero las plantas no crecen en el jardín
lloras pero el amanecer no dice tu nombre.
Y yo quisiera rescatar al menos tu olvidada sutileza
tu manjar de mediodía asomándose sin pausas al puerto
sintiendo un dolor de niña marítima, con una espera irrenunciable,
que te obliga a contar todos los días
veinte ovejas antes de dormir o cincuenta en las noches cuando tienes insomnio
pero dime una cosa, de vital pequeñez
¿Si no hubieses perdido la pelota en la playa aquella tarde de mayo
hubieras matado al profesor con ese cuchillo de obsidiana
o hubieras marcado al 01314278349 solo para que te conteste
una anciana que recita las mismas palabras en una forma cíclica
‘’Pepperoni’’ ‘’Soledad’’ ‘’Blancura’’ ‘’Perdóname’’
durante exactamente 23 patrones completos de ritmo con olor a tábacafé
y después termina con un solemne
‘’Te extrañaré ayer
y le haré cosquillas al mundo con una libélula
para hacerlo reír como reías tu
cuando no pensabas tanto en la desnudez de los astros’’
mientras tu sonríes con una cara de hotkey
porque al fin encontraste una oveja de color fucsia.

Viernes sin salsa pero no es viernes

hoy es un viernes sin salsa
de un agosto
que todavía no ha llegado y el enjambre de violines
sangra en la bocina más que una herida de balazo, y el caso
es que mientras estos pobres viejos lloran en el velorio
un bebé llora por primera vez en algún hospital del mundo
Es el parto y su resplandor, es la muerte y su obscuridad total
¿Cómo haremos para romper el ciclo?
¿Y si lo rompemos qué cosa pondremos en su lugar?
miserablemente caminamos ciegos, a tientas
revolcandonos juntos entre la mierda y el plástico
llueve torrencialmente, pero lo que más llueve
son las ojos de aquella niña. ¡Cómo llueven!
entre sus manos, caramelos vivientes
están enloquecidos de tanto miedo
y lloran como la gente cuando son triturados por los dientes.

Telarañas

primero telarañas me enredan la conciencia
después camino pacíficamente
con las alas arrancadas, dando miel en el oásis
estampado
por la opaca luz
de las discusiones políticas
buscando al menos, un vientre para convertirlo en hogar
una mirada para nombrarla principio de todo
notas que vayan más allá de mi, alaridos que disfracen el silencio
para saciar la necesidad de ofrecerle una arañita
a esta pobre gente que ya no puede sentir p o e s í a.

Bolsilas llenas de piedras

Este poema lo encontré
en la ventana
sinceramente buscaba el unicornio azul
no me conformo con un puñado de espejismos sonámbulos
siento los bolsillos pesados, llenos de piedras,
arrastrándome hacia abajo , hasta los suburbios insospechables
del pequeño pueblo, con hermosas iglesias
y una ruiseñor que todos los días se pregunta
porque decidiste no volver al parque
¿Porque decidiste no volver al parque?

Atardecer sin sombra

Esta tarde se murió mi sombra y no lloré
ni puse un pie al otro lado
ni navegue en las recurrentes distancias de la soledad
me quedé a esperar el día en silencio
como queriendo no existir por un instante.
Transcender más allá de mi mismo
mientras el cuerpo se desvanece
como en el cielo las nubes
cuando rompen a llorar
sobre la tierra.
¿Qué me deparará el tren cuando se vaya
y se haya retraído todo signo e idea expresable
y las divergencia posibles entre lo que se vive y lo que se sueña?
¡Mira el fruto infinito! ¡Se está pudriendo en la rama más alta!
nadie podrá beber de su néctar
y todo será abstracto al intentar nombrarlo.

Ventana abierta

La ventana se abrió de golpe

derrotada por la tempestad.

Los perros callejeros aullaron

temerosos, buscando refugiarse

debajo de algún automóvil.

Yo me paré a cerrar la ventana

pero después me arrepentí,

y decidí dejarla abierta para siempre.

Aunque las gotas que se filtraban

casi no me dejaban dormir,

bramando por todas partes

sus lamentos de agua.

Ven. Ven.

Ven. Ven. Ven yendote. Ven a ti.
Ardiente oscuridad. oculta golondrina
transfiguración de los días.

Móvil tierra de nostalgias donde echamos raíz
prolongandonos para vivir eternamente
o al menos olvidarnos de la muerte.

Ven. Ven. Ven yendote. Ven a ti.
probeta del espiritu, vestido de los sueños,
lejano organo de mi cuerpo.

Hoy

Hoy el viento baila junto a mí
los luceros recién infinitos dan vueltas
tentando la montaña a moverse contra el límite
aire que habla y dice más palabras de las que hay
guerrero siguiendo con su inevitable destino
divinidad que no deja de secarme la vida
embriagada de tiempo y eternidad.
no pueden sentir esta sensación
porque es lo que se siente ser yo,
espíritu chispeante en el horópter
fracaso rotundo del corazón
pies resbalando sobre el pensamiento
cachorrito perdido en un barrio triste
aullando a la luna. Temblando de frío.

Iría

No miras mas la noche
te quedas hermosamente callada
con tu mirada de puerta a medio abril
ya lejos para siempre del mundo.
¿Quien te hizo así tan cristo?
Iría a la fecha en que lloraste
para recoger tus lágrimas
y mirarlas como un espejo.
Iría cerca de tu alma
sedienta de infinito
para abotonar el vacío
de tu corazón.

La tragedia del siglo 21

El hombre se ha convertido en máquina.
Una lagrima cae pero se queda congelada
unos ojos me miran pero son ciegos.
Me quedo solo con el alma transformándose
asfixiado de vivir atrapado en esta prisión
idéntica a la de otros hombres
que viven hoy y son tan prisioneros como yo
sin nisiquiera darse cuenta o detenerse a pensarlo.

El reposo del fuego ya no toma forma en los desiertos
las siluetas ya no van formando palabras en el aire
muy lentamente, casi imperceptible, algo así como un parpadeo del mundo
o cualquiera esas otras cosas enormes de las que formamos parte.

ahora el febrero se ha roto en trozos de conciencia. Se desvanece la tierra
el hombre se convierte en poesía y la poesía en texto y el texto en idea
y la idea en nada. Pero… De vez en cuando
las cosas dispersas se reúnen
para durar eternamente.

¡Alguien le lanzó un arpón a la ballena!

Platicando con un árbol en abril

Aquella fría noche de abril
el árbol me dijo angustiado;
dar frutos es doloroso
la primavera no me gusta tanto
y tengo mucho miedo de convertirme en un mueble.
te diría que me prendas fuego
pero cuido los nidos de mis ramas
porque los pájaros todavía cantan.

Después nos tomamos unaas cervezas miller
y fue una tarde como cualquier otra.
Yo y el árbol nos mantuvimos en silencio
No volvio a surgir tema de conversación.

Loca tormenta

Se acabo la loca tormenta
permanece la frialdad del humano corazón
disfrazado de neblina
cual duende oscurantista que baila y canta
aunque no haya música
en todo este universo silencioso
poseido por una enorme, pasión acumulada, reluciente
propagandose por todo el mundo
con una intención manifestada
de nunca hablar a traves de la boca si no a traves
del corazón y el alma.

Migajas

Alegre cuervo, nube que no quiere llover,
blancura aterciopelada, goteo continuo de las lluvias
derramadas reinas extinguiéndose y mojando
la cabellera del dios dormido con una música suave
que vuela en completa libertad a través del aire
con luz de supernova a punto de morir
¿pero la supernova quien es? ¿Como se llama?
¿Y acaso no es una triste imagen que solo existe
debajo de nuestros párpados mientras los ojos se cierran?
Ah el mundo quisiera un pedacito de mi tristeza
pero yo les daré las migajas de mi soledad
no soy tan generoso, las nubes se alejan
y he aquí la realidad de la vida
un hombre escribiendo acerca
de su efímera entrega a las palabras
que viven y sonríen como las personas
reposadas sobre los brazos de un instante
viniendo eternamente hacia nosotros.

Pasajero de la brevedad

El país, esta rama, aquel pájaro, se ven tristes.
la gaviota no desciende al mar porque los peces no nadan hoy
el sol no quiso salir y sigue siendo noche desde hace varias semanas
la primavera ahora es invierno verano y apocalipsis
el hombre sabe que es pasajero
pero miente para olvidar la brevedad
de este mundo y estas cosas que nunca dejan de morir
irremediablemente pesarosas y gloriosas e instantáneas pero no como una sopa
más bien como un parpadeo que se lo lleva todo
conforme pasan las horas y se lleva la vida y se alza y vuelve
y va y viene y se desnuda y se viste y se duerme y se despierta y nace y muere y
son
los menos aquellos momentos cuando por fin
nos
sentimos armoniosos con el entorno pero solo es por un instante
y en ese instante como que podemos
besar el mundo y contemplar
el país, esta rama, aquél pájaro
y su tristeza. Sintiendo
los

08:43 p. m. 15/04/2019

Ví a mi alrededor y todo se estaba muriendo
pensé en tí y en la dulce forma de tu lejanía
queriendo abrazar el cabrito perdido de tus ojos
estaba en algo, no recuerdo en que.
La palabra me dijo dónde estabas aquel día.
Y me dieron ganas de ir. ¿Pero si tú también decides ir?
¿Cómo nos encontraremos?
No soportaría olvidar las flores de tu pecho
ni esa transparencia con que me miras
como si miraras un rió pasar
como si sintieras algo desde un lugar remoto
o quizás, imperceptiblemente
demasiado cercano.

Noviembre de 2072

En esta noche de noviembre
los perros ladran como nunca
y la lluvia cae con dolor
sobre la ciudad triste y enferma.

Si hablo, mueren las palabras que pronuncio
si callo, pudiera ofender a los árboles
ya no se si cantar o quedarme callado por siempre,
mi alma no encuentra su lugar en el universo.

Hay de mí que escribo sin tener nada que decir
que me lleve el puto infierno y todas sus maldiciones
que corra yo por la galaxia como una estrella sin encontrar nunca mi destino
que me hunda o me eleve, que viva o me muera,
da igual, hoy me da igual. Si escribo, es por instinto, nunca por otra cosa.
Siempre lo irreal abortando el embrión de la vida
donde el alma se agazapa como un feto.
Siempre desnudo entre la insondable tempestad
Siempre haciendome preguntas sin razón

¿Será de mí esta voz que habla a lo lejos?
¿Sérá por mi boca que habla el silencio?
¿Sera el projimo aquel que siempre fui en secreto?
No sé. Y no quiero saber porque no importa. Pero pienso
y por más que quiero, no puedo dejar de pensar

Transfiguración

 Venimos a esta tierra milenaria, desnudos y llorando
con una deuda que nunca podemos terminar de pagar
los valientes, los tristes, los solitarios, los amantes,
todos estamos sentados en la antesala del sepulcro
dando la patita como perros para ganarnos el pan
y así descansar en nuestro rincón, abrigados en una colcha,
con la panza llena y por ende el corazón contento.

Perdemos nuestra forma en la dolorosa caída
caemos y caemos, sufrimos, ardemos
a lo largo de nuestra reducida existencia
ocultos detrás de un telón rojo, baudelarianos
con el alma reventada de tanto bailar
porque nunca supimos afrontar la quietud.

Somos errantes, vamos de costa a costa
tenemos los pies quemados y enrojecidos
caminamos sobre un mismo espejo
abrimos una puerta y cerramos otra
entramos y salimos, caemos y nos levantamos,
caemos en torrenciales lluvias, transmutar
o silencio de flor o canción de lluvia
o si no grandes girasoles floreciendo por todas partes.

Nacemos de la nada y de nadie, desnudos y sin patria,
más verdes que la hierba, nos espera el abismo
desde el primer instante en que respiramos
este aroma, esta sustancia tóxica
este frío, esta soledad,
a la orilla del sosiego y la pasión
detrás del tiempo, detrás de febrero,
palpitantes, libres, salvajes,
vivos.

 

Cénit

Cuantas noches en tu búsqueda
despierto hasta que la luz cae sobre mí
agobiado por tantos pensamientos y sentimientos confusos
que me pierden en la infinita tempestad.
Mi vida pasa como una película muda en blanco y negro
y el tiempo se va secando como un fruto
entre mis manos, empedradas y frías igual que la calle
donde vivo y donde escribo estas palabras
que se parecen un poco a mi alma
pero no lo suficiente.
Camino a través del mismo sendero
dónde caminamos todas las almas errantes
pero a veces pienso que en realidad
siempre hemos estado justo aquí
y no hemos dado ni un solo paso
si no que solo hemos girado y girado.
Me siento muy triste en estos días extraños
tanto que no me dan ganas de escribir poesía
y terminó arrojando mi locura por la ventana
pero he de confesarte que en estos días extraños
también me siento más libre. Y eso sabe a limón
y sufro por tu reflejo que se asoma en todas partes
con su mirada abstracta y petrificante
que se disipa entre las colinas heridas de los ojos
dónde vive una anciana que atiende a los dioses
en su tienda de abarrotes cósmica.
Aunque un tanto disperso, pero no por la incapacidad
porque si quiero puedo hacer que las ideas se besen unas a las otras y hasta que tengan sexo
( Mañana cuervo vine allá, multitudes suicidándose dentro de mis venas
meto el invierno al microondas, va reventando y se hacen sombritas de maíz. )
si no más bien por una suerte de instinto animal inexplicable
que me induce crear mundos y destruirlos y crear otros mundos nuevos
siempre distintos, a veces con puertas entre unos y otros.
Y si quisiera podría hacer uno mismo donde hubiera lluvia de mermelada
y las palabras en el aire saltaran y los ciervos hicieran su peregrinaje ancestral
a través de los bosques y los ríos sin ninguna carretera o valla que les estorbe
es torbellino que se llevan todo de mí, fruto que me devora,
nostalgia que me extraña, pasado divido en lapsos hermosos, hombre que huye el mundo
esencia inimitable, germen del pensamiento, vagabundo que se vuelve millonario
con un almanaque del futuro que se encontró en un bote de la basura
Todos corren demasiado a prisa en estos días
por eso es que yo quiero quedarme sembrado en ti
como un árbol que no da sombra, como un árbol que da luz.
Queda luz.

Hastio

De las tristes rutinas
de los breves nacimientos
de lo que vive y de lo que se va
me desvanezco….ya no encuentro lugar
dónde meter mi alma
que tiene el tamaño del universo
¿Porque transpiro luz?
¿A donde voy? ¿Que soy?
despojo de animal, suave entidad
titubeante entre la vejez y el nacimiento
abjurado de sueños y oraciones
abandonado por mi mismo
oculto a la espalda de dios
goteando de nube en nube
de piedra en piedra y de rama en rama
hasta mojar la luz que se filtra
por el espejo quebrado.

Noche de noviembre

En esta noche de noviembre
los perros ladran como nunca
y la lluvia cae con dolor
sobre la ciudad triste y enferma.
Tengo en mis manos una lágrima
y la observó como a un espejo.
Si hablo, mueren las palabras que pronuncio.
Si callo, pudiera ofender al silencio.
ya no se si cantar o quedarme callado por siempre,
mi alma no encuentra su lugar en el universo
¿Quién sembró tantas sombras en mí? ¿Quién tira los hilos de mi destino, quien descuelga
sin piedad las almas de los lazos? Y madruga todos los días
para vernos despertar a la mañana ¿Quien fue tan despiadadx
de darnos vida solo para vernos morir?

Noche verde

Ando bajo la lluvia, antinatural y antimelancolico y anti todo.
Sin una noche verde que enárbole mi tristeza.
Ando de la mano con las estaciones de la radio que ya nadie escucha
como si guardara fragmentos de la imaginación.
El camino surge trivialmente, escapo de los rebaños
y a cada paso que no doy, me acerco más a mi destino.
Tengo esta alma que no cabe en ninguna palabra.
Tengo el sosiego de ir siempre contra la corriente.
Permanezco azul como un espejo sonámbulo
que se canso de reflejar, o como un hombre que escapa del mundo
y piensa que al pensar ya existe, y siente tanto que los días
se le van como mariposas volando por los ojos.
No limitaré ni un solo vestigio de mis pensamientos inconclusos
quiero reventar la gran burbuja donde habitamos sin saber.
Mis manos extirpan frutos que me devoran
Mi alma se esta volviendo atardecer
El porno se masturba mirandome.
Más alla de las carreteras sin letreros, entre el aire inundado de grillos
inmersa en un pueblo que habita en las heridas. l< niña hermosa que sueña al mundo
se despierta y nos deja desamparados.

Día de luces apagadas

”  El río en verano. Hay un puente,
Pero el caballo va por el agua.”

          – Masaoka Shiki

La vida me vive
el televisor me mira
se abren las puertas del mundo
aparecen tus manos extendidas, livianas como un hilo sin nombre
flotando en medio de la tempestad. hablando conmigo
entrelazadas como las ramas de un árbol que creció en libertad
llamándose unas a otras, esperando por la lluvia
presintiendo la eternidad.

Lluvia del sol

Lámparas saltando de nube en nube como chimpancés
los pájaros de la lluvia cantan con temor a ser escuchados
quieren guardar la música que aún no existe.

es tan hermoso mirarte bañandote, bajo la lluvia del sol,
tanta quietud, ¿A caso servirá para que te calmes?
‘o será más bien una ilusión para ocultar el dolor
de tu alma que se revolotea como una mariposa,
a punto de quedar extinta para siempre
por la mano intrusa del hombre.

Dolorosas tempestades del tiempo
no me dejan recordar nada,
dejavu en dejavu
voy armando las piezas de mis vidas pasadas.

 

¿Y si los cuentos son lo peor que le ha pasado al amor?

Que onda Cronopios, les comparto este escrito del blog palabrasentechnicolor, me ha parecido relevante en verdad, es original. Espero que les gusté.

Palabras en technicolor

Esta historia es una mierda, ni siquiera creo que sea una historia. Chico conoce chica, chica conoce balón…y chico, pasan algunas cosas, diez años y se casan. Y comieron perdices viviendo felices. Eso que se llama una historia de amor, vulgar. Bueno lo sería si fuera un cuento más. ¿Que pasaria si no dejásemos que nos contaran los cuentos? ¿Y Si los cuentos son lo peor que le podría haber pasado al amor?

Los cuentos de hadas surgen de la necesidad de enseñar los peligros que esconden las conductas moralmente peligrosas hace cinco puñeteros siglos, cuando te morías de sífilis, de peste o de una cagalera de cien días, así que se usaban las estructuras narrativas clásicas de la tradición oral de manera aleccionarte siguiendo el siguiente patrón. Héroe o heroína vive una situación desfavorecedora bien por el destino o bien por algún pecado cometido por el/ella (o su familia)…

Ver la entrada original 859 palabras más

ocnalB ne ajoh

No hay nada más bello en el mundo
que una simple hoja en blanco,
si tu miras el paisaje habrá varios elementos en la imagen
que te harán sentir le sublime.

La hoja en blanco en cambio está llena de misterio
puede llevarte a cualquier parte del universo
y hacer sentir cualquier tipo de sentimiento
inclusive alguno que nunca tuviste.

Puedes escribirle las cosas que nunca pudiste decirle
a un ser amado que ya se fue
o hablar con otra parte de ti que reside muy lejos
tan lejos que nunca la supiste ver.

No hay nada más bello en el mundo
que una simple hoja en blanco,
sobre todo si la utilizas
para escribir – Te amo.

05:08 a. m. 07/02/2019

Vuelvo a este momento
donde hablé por primera vez
cuando era un infante de 2 años.
Escribo palabras que no entiendo
hasta deshojar la noche.
en que perdí tu nombre..
Y no importa, no importa para nada,.
si perdi tu nombre o me perdí yo
ya todo estaba perdido desde un principio
porque amar más que necesitarse
es perderse en el alma del otro

Azules

Solo busco un instante en ti
para dormir en tu memoria
da igual si me das un dormitorio
o si me das un rinconcito

La razón a veces nos enferma
La realidad sólo es una ilusión
Píntate de colores el alma.
Sube a ese viejo tren sin destino.

Acuérdate de recordar
que la vida es demasiado corta
y no vale la pena morir
sin habernos amado azules.

Nueva serie de microcuentos

Bueno gente a partir de ahora, semanalmente estaré subiendo una serie de minicuentos, no les hablaré mucho de la historia porque prefiero que la interpreten ustedes mismos, el genero es ciencia ficción, espero que les agrade. 🙂 La serie se publicará todos los lunes sin falta hasta su culminación. 🙂

Primeras generaciones – Capitulo 1

Alguien toca la puerta, ni siquiera me han dado unos tres segundos de descanso,
-Cadete. Despiértese, el señor Rolandas Jakstas XXI dará un discurso en el vestíbulo principal.
El hombre tenía un escaso cabello y su cuerpo alargado parecía un esqueleto
apenas cubierto por una delgada capa de piel parecida a la de una rana transparente.
-Ya estoy despierto, no me tardo, pero quiero fumar un poco,
deme un segundo. [Como si a alguién le interesará lo que va a decir ese farsante,
lleva semanas diciendo que por fin nos permitirá comunicarnos con nuestras familias,
aunque…. A estas alturas, quién sabe si aún tengo una familia.]

Si te gustó, deja un comentario. 🙂

Vivo

De pronto me siento vivo.
Es como si hubiera estado inmerso en un profundo sueño.
Toco mis frías manos y siento su textura,
veo mis dedos mordidos y mis uñas diminutas
escucho mi respiración y mis latidos.
Me siento como un pájaro que vuela por primera vez,
ahora lo entiendo, la vida no es un sueño,
la vida es un despertar.

Sin darme cuenta me voy lejos
Sin ver la vida que me rodea,
Sin poder echar raíces en la tierra.
Hasta que caigo desde el cielo
sobre mí mismo, o me quedo dormido,
cansado de esperarme.

No estoy aquí, ni estoy allá,
estoy en otra parte dónde sólo yo sé llegar.
No siento calor, ni frío ni nada,
se me van cayendo la piel y las cortezas.
Me estoy haciendo aire.

Tal vez un día encuentre lo que busco.
Tal vez un día ya nunca volveré.
No lo sé. No lo puedo saber.
Sólo me queda esperar en silencio
hasta que llegue el amanecer.

Poesía – Inexistente

De todo lo que hagamos,
al final no quedara nada.
Solo huellas que se borran con el tiempo,
Un día ya no quedará nadie que pueda recordar algo,
Por eso la eternidad es tan breve como el hombre,
Somos un parpadeo de un dios inmenso,
nada, nada significamos
nada, nada hemos venido a hacer,
¡Nada! ¡Nada! No somos nada. En polvo nos convertiremos
y del polvo volveremos a nacer.

Poesía – Al borde del borde

Blancas estrellas duermen sobre tu regazo de nubes
¿Que puedo decirte? Mirarte es como ir a la playa
siempre encuentro tu imagen, entre libros desconocidos
bajo la cama
en las pipas, en las manzanas,
y en los anteojos dormidos
que ya casi nunca te pones. Ya se fueron todos,
solo quedamos tu y yo solos
en el centro de la fiesta donde hay otro centro de otra fiesta
más propia, más íntima, más real,
y perdoname amor, p0rn0 haber escrito versos lo suficientemente bellos,
lo único que me quedan son estos ecos,
ecos de los ecos, tengo la ternura ahorcada con una cuerda de tenis
pero tengo imagenes que nunca has visto y colores que no se pueden pintar
golpeando las puertas de los sueños, sentados al borde del borde del borde
nos tocamos como un guitarrista toca un acorde, o quizás, como un acorde toca a un guitarrista,
el otro día escribí un verso que casi te hizo llorar
y me dieron ganas de no volver a escribir nunca más,
mis pantalones están colgados en el cuello de un cisne rosa,
tus pechos son un panal de luz
donde se alimenta mi mundo,
los poetas muertos, escribieron casi todo en esta vida,
pero nunca te encontraron a ti,
aunque quizás si, a tu hermana, la otra, la que existio en otros tiempos,
en cambio tu eres de un tiempo que todavía no ha llegado,
por eso cuando les hablo de ti casi nunca me entienden,
a la gente le gusta más la poesía de los muertos
eso es una realidad dificil de confrontar,
solo me queda esperar en silencio,
hoy no me conocen, pero cuando me vaya,
me extrañarán.

Campanas y petalos marchitos

Alguien toca las campanas al amanecer,
van cayendo las horas como pétalos marchitos,
miro a través de la ventana;
cuánta soledad veo en la calle….
más tarde esta misma calle será transitada,
pienso en toda la gente que vendrá,
algunos con la prisa de llegar a sus trabajos
otros con la prisa de llevar a los niños a la escuela
y los más jóvenes con la prisa de vivir.
somos tantos que no podría faltar ninguno
todos nos parecemos más de lo que creemos,
por eso siempre comienzo hablando de mí
y termino hablando de nosotros,
siempre con una mano dibujando el destino,
siempre girando en torno a la nada como un molino.

Ciruelas

Recuerdo aquella noche
Cuando me nacían ciruelas en la cabeza
Bajo el sol que se asomaba con afán de iluminar el día
Entre fuentes y jardines asoleados
En este mundo que gira y se transforma.

Ahora veo que hay un muerto sembrado en mi sombra
Está pálido y se parece al sueño y al olvido
Y suelo sentir su memoria como si fuera mía
Y casi puedo acostarme sobre sus cenizas lejanas.

Exploró en los laberintos que nunca terminan
Buscando algo que no se puede encontrar
Son talvez, los libros perdidos de alejandría
O los poemas que nunca fueron escritos.

Voy caminando a ciegas por el camino infinito
En el que todos caminamos alguna vez,
El camino del arriero,
El camino del indeciso,
El camino del errante condenado a caminar de por vida.

Oh cómo me gusta estar aquí
He llegado por fin, a esta casa,
De paredes heridas, de sombras cansadas,
A esta casa que no es de nadie.

EGO

Tengo tantos sueños que no he cumplido,
no puedo irme así como así, ni aunque quisiera,
mi poesía es un balazo al corazón del siglo,
tal vez jamás notaran mi presencia,
pero un día llorarán por mi ausencia.

Algunos días me he amado, y otros, que son los más,
me he odiado más que a nadie
en todo el mundo. Solo por el terrible crimen de ser yo,
harto de cantar y cantar, involuntariamente,
como si Dios hubiera trazado mi destino.

Los ángeles me rodean para ver lo que canto
porque no habían escuchado nada parecido en años,
el silencio amanece en mi voz,
casi nunca en la vida me he repetido, y cuando me repetí
fue solo por capricho.

Yo tengo la palabra que nunca fue dicha
yo tengo la palabra que es como un milagro
y si nadie lo advierte, y si nadie lo comprende,
¿A mi que me importa?

No hay nada mejor que el olvido,
me gustaría que todos mis poemas fueran quemados en una hoguera
para que nadie los leyera nunca,
porque en el olvido las cosas se mantienen más puras.

Siento tanto fuego adentro de mí,
me quema, me lastima, me consume,
se alimenta de mí y me hace daño,
pero al mismo tiempo
yo también me alimento de sus llamas.

En la parte más alta de un sueño
encontré un epitafio que tiene escrito lo siguiente;
Aquí yace el poeta de las tempestades,
murió en un día azul de invierno,
y desde allá abajo, sigue cantando en silencio,
sin remedio, sin tregua,
desnudo y palpitante.

Oryx

Justo en este momento.
En medio del sahara.
Un oryx es devorado vivo
por una jauría de hienas,
algunas le arrancan las patas
otros las orejas, y hasta las nalgas,
van devorandolo poco a poco
mientras grita desesperado,
en sus ojos puedes mirar que ya está resignado a morir
es como mirar a la muerte desnuda,
se mantiene inmóvil, sin luchar,
pareciera que nació solo para esto
para manchar los dientes de las hienas con su sangre,
para alimentar a la jauría, para ser presa
para morir.

II

Enfrente del sangriento suceso, un hombre morboso
que trabaja para Natural Geographic, graba con su cámara,
mientras tiene una erección.

¿Cómo puedes amarme tanto?

¿Cómo puedes amarme tanto?
estoy vacío de resonancias y vibraciones
soy una mancha de vino en el smoking
soy una cama destendida y una camisa arrugada
soy una manzana podrida, y un cigarrillo fumado.

¿Cómo puedes amarme tanto?
No hay nada que valga la pena en mi,
ni los versos que pronunció cuando todos duermen
ni el amor de perro que tengo por ti,
ni el aire que guardo dentro de mis breves manos.

¿Cómo puedes amarme tanto?
Pareciera que no me miras con los ojos bien abiertos,
A mi que tengo cara de fiesta terminada,
A mi que lloro por llorar a veces,
a mi que lo he perdido todo, hasta a mi mismo,
y lo que no perdí fue porque nunca lo tuve.

¿Cómo puedes amarme tanto?
escucho el suave rumor de tu alma
cuando me miras, desnuda y azul,
como un bebé que acaba de nacer,
y entiendo todo lo que estás diciendo,
aunque no digas una sola palabra.

¿Cómo puedes amarme tanto?
¿Cómo puedo amarte tanto?
¿Cómo podemos amarnos tanto?

Vaivén

Exhausto, me acosté sobre un pastizal.
arrastrando el frío de 23 inviernos
con un aroma a lejanía en los cabellos
y una palabra atorada en el alma.
Quedan tantas cosas por hacer
quedan tantos recuerdos por ”crear”
y yo aquí, acostado, muriendo lentamente
inmóvil e inadvertido, como una piedra,
o un fantasma que ya lleva muchos años
errante por los caminos de un pueblo mágico.
Soy el eco en curso hacia la ausencia
soy una imágen que tiene alma
soy el poeta que nació para traer la evolución
estoy bendecido con una voz única,
pero cuando me vaya, ni llorarán,
dirán, fue un poeta, como cualquier otro
porque ninguno habrá entendido
la cadencia instintiva de mis versos.
Ya no hay tantos bosques como ayer
todo se pierde en el murmurar del gentío
en el ruido de los autos y las fábricas,
en el motor gastado de un trailer recoge basura,
un día ya no habrá espacio donde tirar tanta basura
nos ahogaremos en mares de chatarra vieja
y no habrá lugar ni para poner un pie
y todo el mundo apestará a mierda.
Aunque eso sí, este mundo es hermoso, y siempre lo será,
aunque a veces parezca que no.
Me envuelven las sombras en su suave manto
cual frías notas de música, arropando el aire,
para engañar al tiempo melancólico y borracho.
Se están muriendo sin cesar las estrellas
y lentamente siguen las ovejas traspasando las vallas
y la noche se vuelve rosa, y mi alma lejana y azul.
La incomprensión de contemplar al mundo
me resulta tan cotidiana como un desayuno sencillo
ni rio extasiado, ni derramo llanto,
busco el breve resplandor de mi conciencia
que viene y se va,
dejandome solamente con el recuerdo
de un mundo imposible
al que todavía no he podido llegar.

Sembrando la noche

Un automóvil, en la calle, pasa y otro
pasa detrás. Tu me miras fijamente
es invierno y yo estoy prendido fuego
y tu, eterna, alejada, sonriente,
mantienes ese silencio de bosque incendiado,
y yo, con mi nostalgia de extranjero
respiro como el cantar del río,
y alargó la mano y acaricio tus cabellos,
y beso tus párpados, y siembro la noche en tu piel.

¿Volarías….

¿Volarías conmigo hasta el amanecer
Para arrancar las telarañas del alma?
¿Serías la lluvia que cae sobre el maíz
para darle un nuevo nombre a las cosas?
¿Podrías encontrar en mis ojos, un resplandor
una luciérnaga, un confín de los días y las noches
o es en vano que deje grabado un signo en el muro?
¿Que clase de realidad es esta en la que habitamos
tan ansiosos, tan desesperados, tan melancólicos,
naciendo para morir y muriendo para que algo nazca?
¡Ah! ¿Dónde, Dónde está el mañana?
Lo he buscado en los mares y en los cielos,
pero allí solo he encontrado una herida abierta.
¡Ah! ¿Cuantos días, cuantas noches
no lo he buscado? Con el alma golpeada y cansada,
con inquietud de volar, con la mente llena de burbujas y aire
con una luz que dibuja el horizonte en la distancia.
Además tengo el sol en las manos, y me duele…..
me quedan pocos días, un ser debe morir
para el nacimiento de uno nuevo,
Soy un cuervo volando hacia el amanecer
y la pluma sutil que escribió estos versos
y quizás alguna parte de ti.
Si quiero puedo verme el alma
sin después escribir nada,
por el gusto de callar….
Esto más que un poema, es una danza con las estrellas,
un sentimiento que nunca fue mío, un sentimiento que es nuestro
y va adoptando las distintas formas del tiempo.
Este vuelo infernal me impide aterrizar sobre una colina,
sueño estoy cayendo sin paracaídas
Que cae el atardecer borracho
Que caen los dioses lúcidos y eternos,
reconciliados con el inevitable paso del tiempo
y la muerte que crearon.
Yo soy esa semilla que florece en la memoria
Yo soy las nubes que cobijan el horizonte,
enseñe a dialogar a los hombres
que habían nacido para vivir en silencio,
es ahora cuando enseñó a dialogar
a los árboles y a las piedras,
me han llamado nube
me han llamado melancolía
me han llamado palabra y libro,
soy el movimiento perpetuo hacia lo desconocido
El sol que ondea sus trenzas en la ventana
las manos que abren el libro del tiempo
la gaviota ahogada en el mar infinito
el primer pecado del hombre
un sueño, un recuerdo,
una espiral.

Sofá Rojo

Estoy sentado aquí en este sofá rojo
escucho carros que pasan en la avenida
pienso que tal vez es demasiado tarde
para intentar escribir un poema,
pero conforme empuño el lápiz con transparencia
siento que la presión en mi pecho se desvanece,
tal vez prefiero ser quien soy y no quien debería ser
son cuestiones que aún no comprendo
y las teclas, tlac tlac,
van construyendome poco a poco en un archivo de Google Drive
a mi que soy un rompecabezas
con las piezas extraviadas
a mi que permanezco lejano
como un sátelite que se pierde en el espacio,
me siento en un trance que me lleva
y me trae en su corriente como un mar infinito
estoy parado delante del horizonte
casi puedo tocarlo con mis manos
y no tengo miedo de hacerlo, aunque tal vez desaparezca,
estoy decidido a dar el último paso,
a abrir la última puerta
a romper toda consideración de que la poesía debe ser…..
y sustituirla por una constante revolución interna.
Nunca supe la palabra que tenía que escribir
pero siempre sentí por alguna razón extraña
la necesidad incesante de plasmarla en un verso
ahora ha pasado bastante tiempo desde entonces
y aún no se ni siquiera porque escribo
ni tampoco porque pretendo convertir lo que escribo en poesía,
siempre he tenido mucho miedo de fallar
pero en cada instante lo he dado todo
no sabes lo mucho que he intentado
hacer que tu ames estos versos,
no sabes lo mucho que me ha dolido
aprender a amar este fuego,
y ahora estoy delante de ti, para entregarlo,
espero que te sirva de algo o que no te sirva,
pero que encuentre un lugar íntimo
en lo más profundo de tu corazón.

Quiero

Quiero sembrar un verso en tu silencio
y llevarte más allá de la inalcanzable lejanía
y sufrir tu dolor, y amarte con poesía
para amarte incluso después de haber muerto.

Quiero construir nuestro amor como un templo
milimetro a milimetro, piedra a piedra, y día a día,
de ladrillo en ladrillo, y de pared en pared,
hasta que por fin el uno y el otro estemos completos.

Quiero abrir con mis manos el libro del tiempo
del mar, de las sombras, y de los enigmas
para escribir un presagio del amanecer
que nos permita despertar de este hondo sueño.

Quiero ser un árbol y quemarme en tu incendio,
que tu piel sea mi tierra, y que tu voz sea mi viento.

Molino

Mira el pájaro perdido que se quema en el oásis
Mira el espejo más profundo que la noche
El molino se fatiga de girar sin ningún proposito
de mirar a los hombres vacíos morir
con una mirada tan natural como el verde
y la desnudez de los animales.

El molino, gira a traves de los siglos
saluda al tiempo en su mismo idioma.

El molino, duerme en el centro del mundo
donde los seres antiguos caminaron.

El mismo molino girará y girará,
hasta el final de este universo extraño
que nunca terminaremos de comprender.

Brevedad

Gritamos desde lo más profundo del abismo
exigiendo respuestas a los enigmas
más penumbrosos, que nos someten
a estar siempre entre dos manos
tan desesperados, que solo podemos
darnos golpes de agonía en el alma.
y vamos caminando hacia la noche infinita
y caemos en el aire como acordes silenciosos
o con gritos de árbol que rompen las venas.
No queremos mirar al interior de la muerte
si no un breve descanso en la eternidad.

Mujer

Mujer, es temprano todavía
los pájaros apenas sudan el canto
aunque el tiempo está cayendo como lluvia
y eso me da miedo, no sabes cuanto.

Mujer amarrada a mi vida
como no amarte
si de tu vientre está naciendo el mundo.

(El ángel malvado se ha robado al niño árbol)

Ven conmigo, no prometo hacerte mía
pero juro hacerte más tuya,
déjame escribirte otro poema sin final
déjame cantar tu nombre para hacerlo más libre
déjame llevarte a la noche y al amanecer.

(Un perrito aúlla rogando por un refugio)

Flotaremos y se detendrá la caída
y haremos una casa en el sol
y yo seré tu tierra, con maíz,
con arroyos, con bosques
con mosquitos, con sembradíos y viñas.

(Los Beatles tocando para 18 personas. Es 1961. )

Debajo de una almohada amoldada y destejida
dejaré escrito todos los días un poema, a veces será sombrío,
otras veces no tan bello, a decir verdad, la mayoría de las veces,
pero te juro que lo escribiré con el más grande amor
que en toda mi vida he sentido.

(Tirintin, tirintin, tirintintin.)

Mujer canto, mujer silencio, mujer poesía…..
¿Quedá algo de ayer en tus ojos todavía?

Zumba pero no zamba

Zumba el mundo como un mosquito
y hay un hombre barco con piel de yacca
y hay una mujer que es un puente a la noche
el polvo me dijo que ya había llegado el apocalipsis sin que nos diéramos cuenta
la piedra me dijo que voy a morir tosiendo sangre
las ventanas de mi cuarto se abrieron y entró un diablo
y me miro toda la noche sin hacer un solo gesto
y al amanecer me miro a los ojos
y me dijo que……

El río sin nombre

Escucho el mismo río corriendo eternamente
El río hermoso donde los ángeles se bañaron
El río que se lleva el tiempo en su respirar
El mismo río en el que todos remamos.
Del viento corto siete flores silenciosas, abrazo
Una estrella con la mirada, miro
Hacia el futuro por un breve instante y no
Encuentro ningún canto o poema. Sólo
Sangre, miseria, locura. Y LA GRAN MÁQUINA.
De pronto me encuentro parado frente al mar
Es el siglo XXI, estoy haciendo que llueva en este papel,
Una historia poco narrativa y parcialmente poética,
Pero con una esencia aérea despegando desde ella.
Son las calles de París hace trescientos años o más
Me encuentro rodeado de burgueses con ropas ridículas
Frente a mi acontece la ejecución de un humano o dos
El verdugo mira a su víctima, pero no es un hombre ya
Ahora es una máquina extraña encargada de matar
Repitiendo el mismo procedimiento de zic y zac.
¿Y yo quién soy? ¿Soy el que escribe en este momento
o soy tan solo el que creí ser?
No vuelo no canto no lloro no río no existo
La sensación de que estoy vivo
es como un recuerdo lejano,
hace tiempo que yo habito en el pensamiento
y no soy más que un fenómeno del lenguaje
en constante evolución. Mi esencia es clara y sombría
oscura y luminosa, sublime y desastrosa.
Así como la vida.
Busco escribir un poema y termino escribiendo otro. Desciendo
desde lo más alto del cielo hasta el más lúgubre pantano.
Me voy y vuelvo, sin darme cuenta me he perdido la mitad de mis años
nada más pensando. Y es lo más interesante que tengo para contar
Buah, soy como un Pixie, todos gritando todos riendo, y yo aquí con cara de plato roto,
ínmovil como una piedra antigua.
el río irrumpe en medio del más lúgubre silencio
y me lleva en el rumor de su agua transparente y pura, y fluyo, y avanzó
y caigo de regreso sobre mi mismo, y renazco y vivo
en la inmediatez de lo que me rodea, y busco las palabras para
nadar
en este río que corre entre la luz y el olvido.
Y entonces, por fin, comienzo a escribir este poema
que había pensado desde hace varios días.

Remamos y remamos

cuando la noche sea la corbata de nuestra alma
cuando una risa aguda nos atraviese el vientre
cuando abras la ostra y veas que no hay perla
despertarás a través de mis ojos
y ya no trazaras tu nombre en el aire.

estamos en el limbo donde caen los seres olvidados
hay un inmenso lago pero todos estamos ciegos
remamos y remamos pero nunca llegamos a ninguna parte
sospecho que giramos alrededor de una piedra
TODOS ESTAMOS SÓLOS.

Peces que nadan en el cielo

Una lámpara se ahoga en la oscuridad,
solo estamos yo y esta hoja de papel
siento la indetenible necesidad de ser,
en alguna parte del mundo; Nace un niño
cae la hermosa lluvia en el desierto del sahara
se rompen las tejeduras del silencio
se caen los copos de fuego en el invierno infierno
y los peces nadan en el cielo.

Sofa Rojo

y cae una gota de lluvia
y cae otra
un gato maulla
en una
ventana de cristal.
Un ganso de periodico
flota
volteado hacia abajo
y yo estoy caminando
o
estoy sentado
en un sofa rojo
y acolchonado
o
dormido en la alfombra
de un hotel antiguo
y hechizado
o
pidiendo dinero o pan
tirado en alguna banqueta
de alguna calle fría,
con un poema escrito en una servilleta
y una caja de carton llena de poesía.

Criatura Ancestral

Despierto en medio de la noche, aturdido y vibrante
como un volcán, que duerme y fulgura
cíclicamente, con el paso de los siglos y las edades,
y en el albor del amanecer, nací
y en la primer lluvia, lloré
ahora mismo, justo en este instante, estoy delante de ti,
y detrás de esta página, parpadeo
invisible y silencioso, como un ser oscuro.

Melancolía de invierno

Llega la melancolía del invierno
y se me vienen a la mente los recuerdos
de ayer cuando corríamos libres
y nos mecíamos en el tiempo
como una hamaca en la playa,
iluminados por una luz silenciosa
que ya no se refleja en nuestras miradas.

Mírame ahora, tan lejos de mi.
Ahogado en esta maldita sumisión
de dormir con enumeraciones en la cabeza
incapaz de sentir algo que me haga feliz
incapaz de escribir todo lo que siento
porque aborrezco este sentimiento
de ansiedad y desesperación, de dolor y lejanía,
encerrado en una puta oficina
demasiado pequeña como para retener mi alma.

Pero bueno, a quien le importa lo que siento yo
yo, que solo soy, uno entre millones y millones
yo, que solo soy, un poeta en estos tiempos
donde la gente ya no necesita a los poetas
y si los necesita ni siquiera es consciente de ello.

Bah! Todo me causa un tedio casi insuperable
esta existencia sólo es un ciclo dentro de otro ciclo
sin ningún propósito más que el de prolongarse.
No existe un camino más largo que el nuestro
nos pesan los pájaros anidados en el vientre
nos pesa la espiral en la que espiramos eternamente
y vivimos enterrados en un sueño
y naufragamos en la memoria
y cuando por fin despertamos
ya es demasiado tarde.

Hoy estoy rendido ante la certeza
de que la verdad es solo un anhelo del hombre,
Hoy me siento enraizado con la eternidad.
Hoy soy, el que soy, el que fui, y el que será.
Y me incorporo de pronto a la realidad transitoria
de vivir y nacer en cada momento.
y Escucho un automóvil viejo que pasa haciendo ruido
y un perro que ladra (o llora) en alguna azotea,
y yo aquí, sentado, espero una llamada en el teléfono
una llamada de nadie, una llamada que responderé
condicionado como un perro con una campanita.
y cuando me llamen preguntaré los mismos datos
y resolvere las mismas dudas insustanciales
y al final de la llamada
Diré ¡Gracias! Así, sin esencia,
igual que el perro ladra sólo en su azotea
igual que las gallinas cacarean.
Y seguiré y seguiré repitiendo los mismos procesos
en innumerables ocasiones
porque de eso y solo de eso se trata esta vida sin ningún sentido
no importa cuantos golpes nos demos en el pecho
los molinos siguen girando…..

Este mundo me duele en todo el cuerpo
Padezco una conciencia lúcida
que es la enfermedad más terrible que he contraído.
Pienso en la temible oscuridad de la muerte
y en los rostros que nunca regresan.
Pienso en la acumulación de tantos sueños
y miro hacia el horizonte que se aleja.
Pienso tanto que pienso en porque pienso
y de tanto pensar me vuelvo irreal
y se me cae la piel y me convierto en pensamiento.
Pero nada de lo que pienso vale la pena, ni un poco.

y escribo sin saber porque escribo
así como cantan los pájaros al amanecer
a ciegas, nada más por derramar un color en el aire.

Y vivo sin saber porque que vivo
y viajo como un navío que va de puerto a puerto
repitiendo un mismo destino.

Y por alguna razón extraña
justo en este preciso instante
recuerdo la sonrisa de mi abuelo,
que era como un árbol inmenso.
y me dan unas ganas hermosas de reír y llorar
Y pienso en algo que quizás valga la pena
al menos un poco, casi nada.
La vida es más corta de lo que pensamos,
Deberíamos aprovechar cada instante
al lado de nuestros seres amados.
Porque quién sabe, si nos veremos al otro lado.
Quien sabe, si hay otro lado.

Poemario. Sangrante Luna. Parte VI

Podrá ser que estamos encerrados en una oficina
ahogados entre ennumeraciones absurdas,
pero siempre hay una parte intima de nosotros
que permanece intacta y viaja en otro tiempo.
Es un ser que no nos pertenece, sino que dormita
en el fondo de nuestra propia sombra.
Es un breve aliento que nos permite transitar
más allá de la realidad palpable.
Es un rocío de luz que inunda las tinieblas.
Es un árbol que canta, es un piedra que llora.
Es un pájaro azul que se va y regresa.

Poemario: Sangrante Luna. Parte V

Amigo, en tus ojos ví
la semilla de la miseria humana.
Amigo, aún estás lejos de tí,
pero estás más cerca del olvido.
Por esa sensación indecible
que te vuelve irreal conforme se dispersa
por esa vida que no has vivido
que te hace gritar en silencio como un árbol.
Por ese miedo de no haber sido.
Por esa música que arde en tu sangre.
Por ese pájaro azul y herido.

Poemario: Sangrante Luna. Parte IV

Al callar la inmensa tempestad
pasean las esencias que se aparean
por cuya piel se filtran brillantes
charlas y sonrisas, de recuerdos lejanos.
Las palabras lloran por la ausencia
de tu voz que pronuncia luz
de tu voz liviana y alada
de tu voz espejo del infinito
de tu voz que es todo y es nada.

Poemario: Sangrante Luna. Parte III

No existe un camino más largo que el nuestro
nos pesan los pájaros anidados en el vientre
nos pesa la espiral en la que espiramos
—————————————————–[eternamente
y vivimos enterrados en un sueño
y naufragamos en la memoria
y cuando por fin despertamos
ya es demasiado tarde
para serte.

Poemario: Sangrante Luna. Parte II

La sangrante luna me mira sin piedad.
Y me rindo ante la certeza
de que la verdad es solo un anhelo del hombre.
Y abrazo el silencio azul
con los ojos cerrados.
Y olvido por un momento
el tiempo que me desvanece.
Y abro los ojos, y ahí estás tú,
a mi lado como siempre.

Poemario: Sangrante Luna. Parte I

Todos los pájaros de mi nido se han ido ya.
Estoy sólo en medio de la tempestad.
Pienso en la temible oscuridad de la muerte
y en los rostros que nunca regresan.
Pienso en la acumulación de tantos sueños
y miro hacia el horizonte que se aleja.
Este mundo me duele en todo el cuerpo
siento los ríos, las flores, el mar, y la tierra,
Hoy, me siento enraizado con la eternidad.
Hoy, soy; el que soy, el que fui, y el que será.

Un poema

Un poema me esta pidiendo que lo escriba
pero yo no tengo palabras esta noche
$iN0 una creciente necesidad de ser palabra,
es entonces debido, que el poema me escriba a mi
y al profundo caos de mi conciencia
que se bifurca en todas las direcciones.

La vida es corta, pero también es muy bella,
y yo no quisiera dejar lagrimas al partir,
quisiera dejar viajes para conocer el cielo.

Si las estrellas están tan, pero tan lejos
¿Porque no miramos nuestras manos que están más cercas?

Un automóvil pasa y hace ruido con su motor viejo.
Una mosca pasa volando quien sabe hacia dónde.
El silencio se aleja de nuestros pasos.

De tantos que somos, ya estamos apretados
y todos tratando de decir; ¿Que es esto? y ninguno tiene ni una certeza
y las mismas dudas milenarias siguen dando vueltas y más vueltas
y desde arriba nos mira la sangrante luna sin piedad.

Somos amigos que nunca se conocieron
pero rieron juntos todos los días de alguna manera.

Tenemos los siglos de la tierra en nuestros brazos.
andamos perdidos y desesperados en esta tierra.
¿Estamos vivos aún? No lo sé
pero estoy seguro de que respiramos.

El primer pájaro

Camino con tanta calma
en medio de la tempestad
que puedo escuchar cada gota caer, una a una,
del cielo al suelo, y de palmo a palmo.

Cierro los ojos para ver con el corazón.
Oigo el canto del primer pájaro.
Oigo el ruido de los autos lejanos.
Oigo el silbido de la eternidad.
Grito como un árbol. Lloro como una piedra.
Cientos de cuervos salen volando desde mi pecho.
hoy no me alcanzan las sombras
hoy me siento lúcido, y mi pensamiento es claro como un río,
y al otro lado del silencio escucho una voz que se aleja.
una voz que no es mía, una voz que no es de nadie.
una voz que canta desde el origen del universo.
y sana las heridas del espíritu con su tonada inasible.

Desde aquí miro un momento mi alma
atraído por el abismo que guarda mi pecho,
y abandonó la búsqueda constante de ser
y yazco en lo más profundo de mi mismo
entre el ascenso y la caída, triste y huyendo de la huida,
dándole forma y alma a esta luz extraña
que desde mi cuerpo emana involuntariamente.

Aquí no hay ninguna revelación de la conciencia
Nada que se parezca a la retórica del razonamiento
Nada sino el espíritu hablando a través de mi
y dejando el más sublime de los misterios al descubierto.

Y sigo caminando hacia ti
aunque cada vez estás más lejos
y sin darme cuenta camino alrededor
de unas ruinas circulares.
Y de pronto me encuentro contemplando
al individuo que era hace 2 minutos
cuando escuchaba autos lejanos
y tenía los ojos cerrados,
que cosa extraña es el tiempo,
cae como las hojas de los árboles en otoño
cae como un elefante cansado de recordar
cae como un paracaidista sin paracaídas
y nosotros lo miramos caer
como quien mira una guillotina a punto de cortarle la cabeza.

A donde quiera que miro solo hay anuncios.
un automóvil pasa apresurado, y otro, y otro más.
una mosca pasa volando quien sabe hacia dónde.
Desaparezco entre los edificios grises.
No hay nada que hacer ante la inflexible realidad,
solo me queda sentarme a esperar la mañana.

Y de pronto estoy parado frente al refrigerador
buscando una cerveza helada
y al otro instante me encuentro afuera en el patio
desesperado por los muros que me rodean
y después estoy en el trabajo sentado en la misma silla
contando los mismos números, y llenando las mismas papeletas,
y mordiéndome las uñas, y con la misma ansiedad,
y con más ganas de morir que nunca.
Pensando; ¿Esta es la vida que quiero llevar?
me da una extraña rabia por dentro de mí mismo
saber que me pagan dinero, pero yo les entrego mi tiempo que es más valioso
porque ese nunca regresa,
sigue su camino eternamente como un guerrero ancestral.
y de tanto que pienso me vuelvo irreal
y siento unas ganas de correr hasta caer muerto
y no soporto esta puta ansiedad que me consume por dentro.

Y voy perdido por las calles como un perro abandonado
y solo quiero correr y escapar de todo
y me siento tan solo que no estoy conmigo,
y de pronto te encuentro en medio de la tempestad
tan transparente y auténtica que ningún dialecto podría describirte
y siento unas ganas hermosas de reír y llorar
y vuelvo a ser el niño que jugaba solo a la pelota
sin ningún compromiso, y ninguna pretensión
entre las paredes de mi antiguo hogar.

Disco rayado

Y soy yo quien imagina lo que soy
pero ni yo, ni el individuo que imagino,
sabemos lo que somos. Y uno lejos del otro.
observamos al que vive sin pensar.
al que corre como un río. Y canta como si la vida
no fuese un disco rayado.

Y mientras acontece este suceso atemporal y metafísico
yo estoy escribiendo sobre esta mesa de madera
un trozo del mundo en que vivo. O soy.
y tal vez cuando leas este poema yo estaré muerto
pero sentirás mi presencia delante de ti
como si nunca me hubiera ido.

Y nuestras almas se reconocerán como dos amigos
que no se han visto durante años
y sentados sobre la misma piedra antigua
recibiremos por fin a la ausencia sin límite
de nosotros mismos.

Elegía

He muerto esta noche.
Tengo abiertas las heridas
y mi sangre corre y corre
a través de la banqueta fría.

He muerto esta noche.
Los vientos traicionan mi alma
y me llevan por cualquier lado
mis ojos son girasoles marchitos
y mi pecho es un nido sin pájaros.

He muerto esta noche.
Solo he venido a verte pasear una vez más
a través de esta calle oscura y fría
para amarte en silencio.

He muerto esta noche.
Cuanto me duele tener que irme así
sin haber encontrado jamás
la última palabra para mi primer poema.

He muerto esta noche.
Aquel pájaro ya no canta más.

Río de colores

Mis manos estan cansadas de dar a luz
Mi voz esta cayendo hacia el cénit
Y solo veo un paisaje a donde quiera que miro
De ciudad solitaria, y de camión con muertos.

Mi carne se hace aire al anochecer
Mis sueños han dejado una semilla
Es inútil que mi río fluya en todos los colores
Si fue leyenda para ti, eso es suficiente.

Somos dos amantes que se miran al despertar
Somos dos amantes que corren en el cielo
Y se acarician el uno al otro hasta volverse reales
Y se sueñan el uno al otro acostados sobre el viento.

Quiero tocar tu voz que pronuncia luz
Quiero abrazarte y no soltarte nunca
Y habitar en el espacio entre nuestras miradas
Y fotografiar tu sonrisa que acaricia el corazón del mundo.

Estamos cerca a pesar de la distancia
Estamos cerca en estos versos que escribo
Enraizados, inmarchitables, como la poesía y la música
Y como tus ojos que escapan del olvido.

Limbo

En alguna parte del abismo infinito
permanecen suspendidas en el aire
cada una de las palabras que pronuncias

Siento tu pasión en mi propio cuerpo
somos dos reflejos de un mismo ser
dando pasos sin rumbo en este sendero

El coral de tu corazón brilla más el jueves
todo debiera ser indefinido frente a ti
para que nombres al mundo entero

y aún con el dolor de la otra vida
llorarás desnuda en un siglo lejano
y jamás regresarás a recoger tus sueños
que ahora vagan en los cabellos de un rastafari

Yo siempre lo dije, vivimos en el limbo
es preciso encontrar una puerta en la piel.

Si muriera

Si muriera,
mi sombrero sería muy grande
como para que alguién se lo pusiera,
El general ya dió la orden
el enemigo esta allá….
Pobres soldados domesticados
pobres vástagos de sal.
Que tristes son los inviernos cálidos
ya es tiempo de resucitar el polvo.
Que tristes son tus ojos de hospital
y tu piel ¿Porqué dice tan poco?
Ah! Ah! Pero si muriera
el cielo se te caería encima
y el viento te arrancaría las orejas.

Extásis de luciernagas

¡AH! Ya no quiero seguir,
basta ya de tantos pensamientos.
¿Porque todo es dolor?
Porque todo es dolor
me duele el mundo y me duele la luna
me duele la noche y me duele el amor
y las tinieblas se aferran a mi espíritu.

¡AH1 Mis pies se van como ríos
las pupilas dilatadas galopan sobre las estrellas
y un limón bebe se cae del árbol
¿Quién habrá hecho de mí este animal errante?
¿Con qué propósito me sembra-ron desnudo y llorando?
¿Porque no puedo saciar esta puta sed?
Sed de ser +, sed de tinieblas, sed de soledad y locura,
sed de arrancarme el espíritu
y ponerlo en poemas que nunca termines

Nadie nos escucha pero siempre cantamos
estamos sucios de sangre y lodo, plagados de sombras y tribus,
míranos, míranos, somos los que vamos
a través de tus lóbulos, dejando semen en tu cerebro y tu pensamiento
estamos sucios y corroídos por el tiempo
pero eso no importa, nosotros siempre encontramos la forma de sobrevivir,
hemos estado junto a ti desde el principio
y jamás nos iremos, seguiremos dentro de ti, hasta consumirse por completo.

No sé cómo decirte esto que siento en mi pecho
nunca puedo, nunca he podido,
aunque de todos modos tampoco importa
ya dijeron lo que se tenía que decir
y esa taza de café bosteza como un recién nacido
y las velas queman el mantel en la boda
y un fauno vestido de traje tiene pésimos modales
y sobre un astro lejano a mil años luz
hay un dios que llora y pide perdón.

Este poema, es y será,
un simple boceto de tus lágrimas
perdona que no coincida, con el sol y la luna,
perdona que no se parezca al horizonte,
esta flor que tienes en tus manos
es mi sangre floreciendo,
esta lágrima que se derrama de mis ojos
es un pajarito de agua.

¡Oh y porque! ¡Porque! ¿Porque!
¡Porque me hiciste esto?
Mira en lo que me he convertido
escucha mi voz perdida
Mirame girar como un molino
sin Quijote.

Algo trazan estas letras,
veo que algo van dibujando
pero no son palabras ni pensamientos
son herbarios que solo crecen
en un ámbito extraño donde todo es ajeno,
estoy como en trance
enraizado con la melancolía
que lleva doliendome desde antes de nacer
larguísima melancolía
que descansa en el silencio de las canciones,
¿Porque no puedo callar?
Son tantas sombras. Son tantos pájaros.
Ya no los puedo controlar.
Se morirán todos. No quedaré ni yo.
Creo que es demasiado tarde para reir y llorar.

Resulta que usted tiene una deuda con nosotros
que va acumulando intereses desde que nació
Puede pagar a plazos, o puede pagar de contado,
aquí no hace falta jugarse el pellejo ni tampoco soñar
aquí todos los sueños ya son una realidad
podemos darle lo que usted desee
pero debe darnos su dinero ;
( y su vida.)
También debe responder unas preguntas
para llenar un formulario
y necesitamos que nos mienta en cada respuesta
¿Cuantas veces dijiste hola? ¿Cuantas veces dijiste te amo?
¿Porqué no te ahorcas con ese cable?
Entrégate a extasis de música y luciérnagas
olvida el lenguaje, olvida tus pensamientos
quemate, quemate, quemate en el fuego nuestro
Al final tu no existes, solo eres nosotros,
cantame, cantame, quiero escuchar lo que sientes
pero no sientas tanto, o te arrancare la voz,
vendeme, vendeme, vendeme ese color que nunca ví
por que ese es el único destino que este sistema ofrece,
o bien puedes hacer un picnic junto al río
y atrapar un gran pez con escamas de plástico,
así nos gusta verte, feliz y con la barriga llena
tragandote toda esta miseria y esta mierda

Al morir

Nada quedará de mí
ni siquiera un poema
ni siquiera una fotografía
seré como una aguja
perdida en lo más profundo de un pajar
porque no nací para ser más
no nací para dejar un poema en el tiempo
y cuando escribo un poema es igual a otro.
Lo he perdido todo
incluso lo que nunca he tenido,
y cuando aprendí que mi destino era la nada
respondí con una risa de ángel caído
y nunca más pude dejar de reir.

Vivo constantemente dividido entre dos hombres
Uno que sueña y otro que vive
juntos hablamos de lo que nunca pudo ser
juntos escribimos estos versos
con un aroma de lejanía en los cabellos
con una música sangrante en las manos
con esta poesía que es igual a respirar
y somos libres, y caminamos sin saber el camino
y nuestras estrellas no brillan pero bailan
y lloramos en silencio, y aullamos hacia el horizonte
y vaciamos nuestras voces sobre el mundo.
(pájaro de alas rotas, viento donde cayó la primera canción
la ciudad que existe dentro de un abanico
Jesús caminando sin cruz sobre la espalda
santa claus quemándose en mi chimenea)
cuantas cosas he olvidado
cuántas veces he llorado en vano
sin encontrar los inviernos que viví ayer.

Ah! este dolor inexplicable es como una bomba atómica explotando dentro de mi
¿Por qué no puedo dejar de sentirme así en las noches y en los días?
mi alma está agonizando como un quetzal con las alas heridas
los cruz de los siglos es demasiado peso para mis hombros tan pequeños
me siento abandonado como un perro que ladra desde la azotea
como un perro abandonado en las calles
como un extranjero que se ha arrancado pueblos de la piel.
tengo dientes de piano
y mis pies tienen vida y dicen debería volar como un águila
pero solo es porque ya están cansados
yo se que mienten y no debo hacerles caso
también hay sombras que dicen ser mis familiares
sombras adormecedoras de penas
sombras plagadas de constelaciones sin brillo
no quieras aspirar mi canción de marinero olvidado
¿Porque llegas tan temprano a mi casa?
las estrellas se desnudan en el oasis y dan miel como abejas
¿Porque te quedaste encerrado en mis ojos?
Cien naves de extraterrestres sabios aterrizará en Chichenitza

De repente escucho una gota que cae
como un canto, y otra,
y otra más…
se hace un charco, y miró,
la dulce sombra de tu reflejo en el agua.

Maneras de escuchar el llanto de un siglo

Estamos desnudos uno frente al otro,
como dos patrias separadas por una frontera
como un sol rojo durante el atardecer
como dos flores naciendo durante la primavera.
(Lejos del tiempo, fuera del espacio)
cuanta tempestad, cuanto dolor, cuantas vidas
y aún así pudimos nosotros, por capricho del destino
estar juntos en este punto del universo,
mira amor; mira el campo, mira el cielo, mira la luna,
que a través de tus ojos todo es más bello.
Descálzate. y camina sobre el aire
y yo en cambio viviré hasta el último de mis días
amando los más íntimos detalles
de tu risa y tus cabellos, de tu voz y de tu aroma,
y sobre todo esa forma extraña
que tienes de cantar en silencio.

Encerrado en mi propio cuerpo

Me siento encerrado en mi propio cuerpo
ya no soporto el peso inexorable de los días
necesito correr y correr hasta perderme
necesito abandonarme al sonido de la tormenta
necesito estar aquí y a la deriva.
Atardece sin mi. Nadie me ve caer entre las tinieblas
con el alma asfixiada de tanto pensar
Aún no es tiempo. No puedo bajar el sol con mis manos
intento abrazar las penas sin llorar.
Aunque pareciera que el mundo esta dando su último aliento
intento amar lo que me trae la vida.
Pero le pierdo el sabor a las cosas y no sé
como es que llegue a este punto
y ardo en las llamas del fuego eterno y quiero
ser cielo, ser mar, ser todo y ni siquiera
encuentro la manera de ser yo mismo y sangro
una luz nitida que tan solo procura encontrar un espacio
en el hueco que van dejando los siglos.

Ciclo de dormir y despertar

Lloro y no sé muy bien por que.
Escribo y no se que quiero decir.
No pasan las estrellas fugaces,
parece que todo mi cielo es de nubes,
no pasa el aire, no pasa el tiempo,
se hace de noche.
Pienso en ti, susurro tu nombre,
Siento el alma fría y deshidratada,
ojala supieras lo triste que es el mundo
y lo largas que son las noches
cuando no escucho el rumor de tus cabellos
y el adios de tus pasos que se alejan.

Y si

Y si tus manos, y mis manos
se tocan pero no se agarran
hay que agarrarnos con las almas.

Y si tus ojos, y mi tierra
están secos de tanto llorar
hay que sembrar un árbol en el tiempo.

Que cosa tan rara seríamos
el uno sin el otro;
mar sin luna y luna sin mar.

Que inspiración la mía
mientras bebo este vino
y busco tu perla azul

en medio de la neblina
la neblina de sueños
por los cuales dejamos de vivir

yo no sé ni lo que digo
soy el aire dentro del ziploc
y la copa sin vino.

Los versos tienen vida
y me hablan al oído
yo solamente los escribo.

y por alguna razón extraña
emano esta poesía
que es igual a respirar.

ForeNever

Tengo tanto por decir
y las palabras son tan pocas, en serio tan pocas
se quemaron los frutos de mis ramas
y parece que llegaré tarde a mi propio funeral
y estoy seguro de que mi cadáver
recitara versos desde abajo de la tierra.

nunca encontraré una palabra o sonido
que me permita colgar del cielo como un panal
o que por lo menos me permita ser.

Ya va a caer el último pájaro
atravesado por la bala de un rifle,
ya va a ser la misa sin dios
hoy soy yo el muerto y el vivo,
encerrado en este espejo sin ningún reflejo
que creció como un árbol torcido.

Tal vez ellos; tu y los otros
prefieran la poesía de la noche,
pero yo llevo enterrada en el pecho
la poesía del amanecer.

Te regalo el S0L,
cuidalo.

En medio de la tormenta

Si me aparto del mundo
renazco en la palabra,
Si miro más allá de la piel
veo árboles en llamas,
A donde quiera que voy siempre llego tarde
y con la camisa arrugada,
no me gusta pensar tanto, solamente amar
y no quiero más nada.
A quién le importa ser el último emperador
a quién le importa ser lo mismo que todos sueñan
solamente tengo la certeza de ser yo
y eso es más que suficiente
para ser feliz.

Poema sin pájaros

A veces mi pecho es un nido sin pájaros
y no encuentro ningún signo entre la arena
y te amo desde el más profundo silencio
así como la oscuridad besa las estrellas.

Y en noches azules como esta
sólo tu sonrisa puede hacerme feliz
y enmarañado entre mis cantos
trato de ser un sol que brilla para ti.

A veces mis ojos, sin tus ojos, son un bosque sin luciernagas
y quiero brillar para ti, pero solo soy polvo
y la vida pasa como un río, y nosotros nos fundimos
entre la palpable transmutación del cosmos.

y caigo desde lo más alto del cielo
pero me rompo en mil pedazos sobre el invierno
y busco decir lo mucho que te amo
pero nunca puedo describir tanto sentimiento.

A veces murmuro tu nombre desde lejos
y vengo desde el vacío, y camino hasta el amanecer
y encuentro una canción perdida entre mi piel
parecida al dulce rumor de tus cabellos.

Confesiones de octubre

Para ti, que un día me dijiste
‘’Si te pierdes, llevame contigo’

Ya se termina otro año. Y no puedo mentirte
es cierto que la vida es corta y triste.

Nacemos llorando y desnudos
y desde el primer momento nos duele existir
vivimos entre la humedad y el frío
y nunca aprendemos ni una sola verdad.

hay golpes en la vida tan fuertes, decía Vallejo
y cuánta razón tenía,
es para llorar, decía Huidobro
y cuánta razón tenía.

Yo también lloro a veces
pero mis lágrimas se convierten en música fría
yo también me quiebro a veces
pero procuro hacerlo cuando nadie me mira.

No obstante cuando llego del trabajo
y me recibe mi perrito moviendo la colita
veo el amor verdadero en sus ojitos negros
y pienso ¡Qué bella es la vida!

Recuerda que a pesar de tantas guerras y tanta miseria
siempre hay una razón para vivir
recuerda que mientras un hombre muere asesinado
siempre hay una madre dando a luz.

vive cada instante como si fuera el primero
y guarda los recuerdos más bellos en tu corazón
nunca te olvides de dar amor a los que te rodean
y ámate por sobre todas las cosas.

te lo pido, porque te amo como nunca antes había amado
te lo pido, porque tu eres mi razón

para vivir.

Hipoetico llanto de una mujer desnuda

Si de veras llorarás desnuda
tus sueños se dispersarían en la alcoba
a lo largo de un fósforo encendido
con 25 años y un para siempre
enterrados en lo más profundo del vientre.

Si de veras llorarás desnuda
el mundo tal vez no sería tan triste
y no estaríamos hasta el cuello de sangre y mierda.

Pero no quisiste llorar desnuda
y ahora ya es demasiado tarde y tus sueños olvidados
cuelgan del cielo como un panal de avispas.

Distracción

Y veo que te marchitas como una flor, y dejas en el aire
una fragancia que dura para siempre, y vienes y te vas
y te conviertes en el recuerdo más bello, y cuando regresas
tal parece que la vida era un sueño, y vivo y siento
y escucho la grotesca voz de la maquina gritando con furia.

Y tengo una gran distracción que se disipa como un universo, y no
cesa la tormenta, que es un susurrar infinito, y grito y vibro
y no pienso en casi nada, y lo poquito que pienso
al fin y al cabo resulta igual de efimero que la caida
—————————————————————————-de
———————————————————————–una
—————————————————————————-gota
———————————————————————–durante
————————————————————————— la lluvia.

Puente al mundo de los sueños

Despierto.
Lloro y no sé muy bien por que.
Escribo y no se que quiero decir.
No pasan las estrellas fugaces,
parece que todo mi cielo es de nubes,
no pasa el aire, no pasa el tiempo,
se hace de noche. Llueve.
Pienso en ti, susurro tu nombre,
Siento el alma fría.
Duermo.

Poquititas hojas blancas

Me siento vacío,
es preciso llenar este hueco con un poema
o algo que se le parezca,
Es la 1 am, y estoy encerrado en esta oficinita
rodeada de cámaras,
haciendo sangrar al lápiz sobre una libreta,
a la que ya solo le quedan unas cuantas hojas
de tantos números y tantas fechas
que tiene escritas. Y me da risa, mucha risa,
no he terminado la universidad,
pero van a estudiar mi poesía en los posgrados de literatura.
más de alguno dirá que yo nunca tuve talento
y otros tratarán de imitar mi esencia única,
yo para entonces tendré los ojos llenos de gusanos
y me importara poquitito lo que piensen,
porque escribir poesía, solo es mi manera particular
de acompañarte mientras lloras en silencio.

Pueblo maya naufragado en una pecera

Yo que nací para volar en medio de tanta gente a pie,
¿Dónde puedo morar en este mundo sin luz?
Miro a través de la ventana, solamente quiero sentir el paisaje
ser uno en esta vida triste que pasa como un tren,
Mi corazón es un pueblo maya que abandonó sus ciudades
para habitar en el otro lado de la cosmogonía,
Confieso que jamás he logrado decir lo que intentaba decir
quise dibujar una fruta y termine dibujando una constelación,
Ninguno de mis poemas es parecido a sus corrientes
Yo soy un río. Y fluyo sin caudal hasta las profundidades del espíritu
(por si fuera poco el arte postmoderno me parece una basura,
Ojalá que todos esos farsantes se ahoguen en su pequeña lata de mierda)

¡DAME PAN!

¡Se rompera el cielo a mi pies!
¡Llenaré todo el vacío abanderado en una risa
que es parecida a una canción interminable!
¡Seré más que el mundo, sere más que el universo
me veras en los árboles, en los astros, y en ti!

¡En cambio tu serás olvidado, pagarás, pagarás, pagarás
toda tu vida pagarás esta deuda!
¡No habrá descanso, sentirás que no cabes en tu propio cuerpo!
y gritarás hasta reventarte los pulmones y la cabeza!
¡Esta ansiedad que he sembrado dentro de ti
ira creciendo como una plaga que te pudre el alma!

¡ Y en una noche sin estrellas
gritarás – ¡PAN! DAME ¡PAN!
y en el fondo de tu corazón
el fuego perpetuo se habrá apagado,
no serás pájaro ni serás nube
no serás libre ni serás amado,
y el último sonido que escucharás
será un cuervo picoteandote el craneo.

De paisajes perdidos

Nunca volveré a ver
el paisaje igual que ahora,
Las hojarascas de otoño
no seguirán en los tejados,
el viento, bello y desatado
no correra con desmesura,
tendré que resignarme
a recitar mis memorias,
con voz de piedra antigua,
y el tiempo caminará a mi lado
como si fuera un perro fiel,
y regresaré a este lugar extraño
como si nunca me hubiera ido,
y entonces viviré por siempre;
en esta fotografía que nunca fue tomada.

Risas tristes de octubre

Siento una tristeza tan grande
que me duele en todo el espíritu,
busco tu figura en todas partes
en el viento que mece la hierba
en la voz de una piedra antigua
en el relámpago de una tormenta
en los recuerdos más bellos,
y hasta en mi propia piel.

Y si abro una puerta apareces tú,
envuelta entre mis sombras,
y quiero guardarte para siempre
pero tu figura se desvanece,
y quiero aprender a amar el fuego
pero me duele tenerte aquí y sentirte tan lejos.

Desde el fondo del vacío

De pronto pareciera que todo lo que he escrito
es nada.
Este fuego maldito no deja de incendiarme
las entrañas.
Nací llorando porque me dolía la horrible clarividencia
de estar vivo y no ser.
me he sentido uno con el viento
y mi voz ha crecido como un árbol,
he llorado pensando en el olvido
y he amado tanto como he sufrido,
parece mentira que la vida sea tan trágica y tan bella.
Yo no quiero hablar de la muerte
Yo quiero ver la tierra florecer en los campos abandonados
y sentir que la implacable tormenta cae sobre mi
con toda su desesperación, y con toda su locura sublime.

Soy el que viene caminando desde el fondo del vacío
traigo como bandera la música de una risa.
Y no soy y nunca seré un poeta de hoy.
Los poetas de hoy,
no saben hablar de la mujer que ha vivido miles de años dormida,
los poetas de hoy
no pueden ver que todo el universo es una rima.
Por eso no puedo ser un poeta de hoy
solo puedo ser un poeta de nunca;
de los que narran las victorias y las conquistas.,
de los que cantan al borde del llanto,
de los que tienen pájaros anidados en la cabeza.

Y voy por la ciudad llamándote
más solo encuentro letreros y anuncios
y lloro porque esta no es mi tierra
aquí se ven tristes los árboles y las flores.

Estoy ahogado dentro del vacío, y hace mil años que lloro
como un arpa rota bajo la lluvia. y voy y vengo
hacía un jardín remoto. Y quien sabe porque
pero nunca encuentro la forma de regresar del todo, y al final
todos mi sentimientos , todo mi cuerpo, y toda mi alma
se convierten en un poema. y solo entonces
soy plenamente feliz, a pesar de la ansiedad irremediable, y me sumerjo
en la armonía perfecta de la interminable espera.

Una revelación durante el insomnio

Ya son demasiadas noches sin dormir
es tarde y tengo los ojos cansados,
ya llevo 22 años y un poco más
girando en este molino extraño,
¿Y si me tomo una copa de vino?
tal vez eso me ayude a descifrar porque
porque la vida, porque la muerte,
porque este molino nunca deja de girar
¿Por qué este molino nunca deja de girar?

diosAdios

Hay madrugadas

Hay madrugadas en las que no duermo
Y siento un fuego en el corazón,
Una llama interminable que me incinera el espíritu.

Hay madrugadas en las que me siento solo
Como un polo en medio del ártico
Y las horas me parecen días.

Hay madrugadas donde no importa nada, y caigo
Como un yunque precipitado hasta el fondo del abismo

Esas madrugadas….
En vísperas del amanecer
Las palabras llegan y me piden ser escritas
Como las fotografías piden ser tomadas en los atardeceres.

Puff

Recuerdo aquella noche como si fuese hace unos cuantos minutos.
Yo tenía las agujetas desamarradas como casi siempre,
y tu de pronto te esparciste en un millón de mariposas monarcas.
Yo tenía miedo de no saber porque la vida era tan triste,
y tu bailabas encima de las manecillas de un reloj descompuesto.
Ellos iban por las calles con sus caras de plástico derretidas,
y nosotros hicimos el amor hasta el ayer.

Ah! Y en la radio sonaba tu canción favorita.

Mariposa nocturna

Déjame escribir tu nombre en el aire
en un instante parecido al génesis,
déjame pedirle al mundo que pare
solo para contemplar tus ojos.
Es imposible ser feliz sin amor,
por eso tantos se buscan,
por eso tantos se lloran.
Nada es imposible con tu amor,
ni siquiera matar a la muerte,
ni siquiera abrazar el vacío.
Mi realidad se rompe como un diente de león.
solo tú, permaneces intacta,
solo tú, eres una estrella fugaz que pasa y se queda.
el yo de ayer, dice que este mundo es un sueño tuyo,
yo sé que tú, eres el sueño que todos soñamos.
El sendero es muy largo todavía…. Todavía…. Todavía…. Siempre.
Y quién lo diría. Aquí estamos nosotros.
mirándonos como la primera vez,
Eternamente.

Okay

Este resplandor me duele en el alma
ya no me ajusta el espacio de este cuerpo
¿Porque todos miran su celular
mientras el mundo se derrite lentamente?
no encuentro ningún signo debajo de la arena
quien diría que el polo norte sería tan caliente
tucum tucum. Solo escucho mi corazón
¿Queda alguién más en este mundo?

Cielo rojo

Veo el cielo rojo
abrigado en las llamas del espíritu
los árboles bailan bossa nova
la lluvia cae como spaghetti mal cocido
y yo aquí, con las manos llenas de sangre
y con la certeza de no ser nadie
me como unos frijoles mágicos
para sembrar un árbol gigante en mi ombligo.

Oye nena solo tengo este verso
tal vez no es un carro nuevo
pero esta lleno de pájaros y grillos
y lo escribí para ti. Solo para ti
suena un poco a tus cabellos.

Yo ya no sé si volveré a ser luz….
no me he mirado en las burbujas
si la tormenta llega hasta aquí
haré que los relojes canten.

Cuanto dolor hay dentro de mi caracola
cuantas sombras persiguiéndome desde la niñez
Que larga y dolorosa se hace la espera
de besar tu alma otra vez.

A mi no

A mi no me tomen fotos
solamente denme dos copas de vino tinto
y un sándwich de mermelada
eso es lo que quiero en este preciso instante
soy mestizo, pagano, extranjero
pero a pesar de todo soy el único que está tejido al sol
a través de un cordón umbilical indestructible
tal vez eso no me sirva de nada, tal vez todos me olviden
aún así atravesaré las edades
como un fruto caído
que jamás se
pudrió.

Metamorfosis recurrente

Me gusta sentir el verdor de la montaña
allá donde todo es azul y torrencial,
me gusta cantar bajo la implacable tormenta
para que mi voz florezca en el aire,
pero no soy el unicornio más bello de la pradera
soy una criatura de metamorfosis recurrente,
y al hundirme en el vórtice de colores
no estoy aquí ni allá, no tengo tiempo ni espacio,
solamente existo en un verso
que intenta gritar mi verdadero nombre.

Un lobo estepario más

Camino solo, como un lobo
extraviado de su manada,
bajo cielos moribundos
y luciérnagas consteladas.

mi voz, corriente de las madrugadas
se hace arroyo y se aleja del tiempo

mi voz, danzante sobre la brisa
se hace acordeón y fecunda el silencio.

y la eternidad se convierte en un instante.

Inmortalidad del poeta

Una noche la transparencia de los astros
quedo inscrita en las paredes de tu piel,
cuando, de pronto, padeciste el horror de ser
y lamentaste en vano tu poética fortuna,
todas las inmortalidades te parecieron falsas
solo persevero la tuya, poeta hermano,
y esa inmortalidad te descuartizo con su tortura,
e inundo tus palabras.
pero de nada sirvió eternizar y trascender
de nada sirvió, de nada.
Te encerraste en ese caparazón transitorio, y escupiste
sangre en las hojas de papel.
Pasaste volando frente a los hombres como una estrella fugaz
y te quebraste en lenguas y ojos.

Puerta Abierta

Cuando te desnudaste
tu cuerpo se esparció como una lluvia de abejas.
Cuando me miraste
sentí que subí a lo más alto del cielo en un instante.
Cuando me tomaste de la mano
quisiste evitar que me fuera volando lejos de la tierra.
Míranos ahora, tan lejanos, tan inciertos
a la orilla del abismo insondable
escuchando la lluvia caer sobre el cristal
y atrapando mariposas de humo.

Anhelo despertar por un momento
un minuto, una hora, un siglo
para aprender un canto que sane este mundo.

No soy el poeta que sangra palabras
ni la serpiente del lenguaje inexpresable,
soy aquello que todos intentan escribir
soy el corazón de los 7 mares
soy la inmensa ausencia de tus penas.

Pareciera que la eternidad es una niña pequeñita
pareciera que el aroma del jazmín se escurre como sangre
pareciera que somos una raíz arrancada del cosmos
un río sin cauce, una noche interminable
pareciera que la puerta rota donde sufre el tiempo
por fin ha sido abierta.

Hambre de tragarse el universo

La nostalgia de lo que nunca existio
de un mundo lejano, de heridas que cantan
de un ruiseñor que llora en la memoria
te da una tristeza extraña
como de luz y oscuridad
quieres despertar las flores
llamar a un telefono bendito
para decirle al mundo – ”Yo soy la vida”.

Y si nada intentas decir
¿Por qué caminas en las pupilas?
Tan descalz@, tan transparente
contagiando al mundo con tus sueños
y si quieres beber una estrella
¿Por qué pasas por aquí?
¿A caso no oyes el perfume
de los claveles?
¿A caso no ves la armonía perfecta
entre tu voz y el viento?

Cuando hayas aprendido a sentir todo a tu alrededor
como si fuera una parte
de tu cuerpo.
Serás una luz en el horizonte
y saciaras esa implacable hambre de tragarte
el universo.

Una luz en el horizonte

Vi una luz en el horizonte
y la tome entre mis manos
entre el implacable tormento
y bebí todas sus hormonas
hasta encontrar un sabor parecido a la muerte
y después lloví sobre un huerto
que estaba infectado por una infinita peste
y supe entonces que nunca estaría muerto
me volví eterno a fuerza de llorar
y entendí que estaba destinado a vibrar en silencio.

Existimos

Tú y yo, transparentes, cobijados en nosotros
mientras la eternidad permanece inmóvil
y el cielo se derrumba en tus ojos.

Sin nombre todavía, tiernos y sangrientos
nos encontramos unidos magnéticamente
y en un beso sellamos la memoria.

Sembramos sueños en el verano
y sentimos el roce de nuestras almas reunidas.