Mirada sin lluvia

”Te amo azul. Azul te amo.
Así como un niño que nunca vio el mar”

-Guillermo Cabañas

Cuando la luna se desvanezca sin piedad.
Cuando la oscuridad se instale sobre tu piel.
Y una tonada inasible se refugie en tus timpanos.
Regálame una mirada sin lluvia.

Ámamesufremellévamecrucifícame
no me digas adiós, no me dejes solo
libérame de esta prisión silenciosa
dónde la música es frágil y transparente.

Pronuncia la luz que se remueve en el abismo.
Conserva el fruto de la contemplación dispersa.

Y me volveré una parte muy intima de ti,
y nunca, nunca más nos alejaremos, y te veré
pura, como nadie nunca te vio, y me verás
loco, escribiendo versos que solo yo comprendo.

Y así me amarás, y así te amaré,
y comprenderás entonces que no somos medias naranjas
si no más bien, dos enfermos de soledad
que comparten las mismas cicatrices en el alma.

23 de Enero

”’Hoy es un día azul de primavera,
creo que moriré de poesía”

-Nicanor Parra

Se murió el poeta, cansado de amar
dejando viudas a las flores y la luna.
Se murió con la sublime extrañeza
de haber vivido como nadie,
siguiendo siempre su camino
como un antiguo guerrero de luz,
soñando con hermosas tempestades.

Quiso vivir adentro de las bibliotecas
y eso no puede ser en estos días de hambre.
Habló en una asamblea sin permiso
estudió la caída de cada gota durante la lluvia
cantó por instinto como los pájaros,
y eso no, eso no puede ser. ¡Esta prohibido!

Vivió discretamente, casi sin hacer ruido,
no dejo ni una huella en la tierra,
fue artesano y arte, la palabra propia,
sentado en una piedra ancestral
con una pipa entre los dientes,
buscando nuevas formas del alma.

Se murió el poeta, esperando en el puerto
un barco que nunca llegará.
La única palabra que hubiese querido decir
no pudo decirla nunca.
Jamás comprendió su voz misteriosa
Jamás abrió la última puerta,

Se murió el poeta.
Pero su palabra sigue viva.

Nosotros

Nacemos nuevamente,
cada día, o cada instante.

Nos hilamos con la memoria,
pero nunca fuimos el que recordamos
somos el otro, el que ya se fue,
y somos también el que está llegando.

Viajamos, de sueño en sueño
y de paloma en paloma,
con el polvo en nuestras manos,
anónimos, discretos,
y olvidados.

El viento mece las hierbas

En mañanas como esta
mi corazón se convierte en un pájaro
y se va volando lejos, y siento que muero vivo
y me refugio en mí mismo, y quiero ser lo que nadie
pero todos queremos lo mismo.

Ya no quiero correr y correr sin razón
prefiero esta parado aquí hasta la muerte
justo en este punto del universo
donde el origen y el final convergen.

Quiero estar aquí y no allá.
Quiero ser uno con el paisaje;
un perro abandonado en la calle
una calle como cualquier otra
un carro que se dirige hacia la nada
una pájaro con las alas rotas.

Después de todo la vida es muy corta
no nací para ser eterno, si no pasajero
fui arrojado a esta tempestad preciosa
sin ningún porqué, desnudo y azul
como una estrella lejana.

Soy polvo que se hizo vida,
soy vida que se hará polvo,
A lo lejos se escuchan mis pasos
voy caminando hacia el fin del mundo (Mi mundo,)
bajo la noche cada vez más oscura,
con los pies descalzos para sentir la tierra
con el alma asfixiada entre tantas voces
con la música que florece de mis venas.

Es irónico. He pasado toda mi vida
haciendome preguntas,
y ahora que tengo todas las respuestas
solo quiero sentarme a mirar la hierba crecer.

En mañanas como esta
dibujo tu nombre en la neblina
Y el sol me dice -te amo, y todo lo íntimo se vuelve eterno
y me siento feliz de estar vivo, y sonrío tiernamente
como un niño pobre con un juguete viejo.

 

Una puerta hacia el más allá

¿Por qué tememos la intangible muerte
y no amamos toda la vida que tenemos alrededor de nosotros?
¿Por qué vivimos inmersos en un gran sueño
y no somos capaces de contemplar el mundo real?
¿Por qué nos ocultamos detrás de la palabra
para encontrar un refugio que nos proteja de la realidad?
¿Por qué nos vamos lejos, muy lejos….
como un barco que se pierde en el horizonte del mar?
¿Por qué caminamos en círculos
pasando por los mismos lugares que nuestros ancestros?
¿Por qué este ciclo interminable, por qué tantos mundos
por qué tantas galaxias, por qué tantas edades?
Hemos repetido constantemente las mismas preguntas
y nadie ha encontrado ninguna respuesta
Hemos hecho de nuestro mundo una maquinaria de engranajes
y vamos por la vida como automóviles de fórmula 1
ansiosos y precipitados, azules y nostálgicos, furiosos y aprisionados
nadie tiene tiempo de crecer como la hierba en el campo.

Escucho que alguien toca la puerta, pero si abro la puerta….
¿No seré acaso yo el hombre detrás de la puerta? No quiero ser
no quiero narrar batallas, ni hablar del hambre y la miseria
carezco de sitios donde la sangre rocía las plantas de la primavera
lloro como una madre que ha perdido a un hijo
lloro como la tierra que no ha sentido germinar el fruto perfecto
lloro como tu, lloro como yo, lloro como todos,
esta fragancia inmensa de mis palabras es el perfume del universo
ya es demasiado tarde para cantarle a la luna
tan solo espero que mañana los cuervos vuelen libres.

Ahora estoy aquí. En este lugar frío. Varado en donde mismo que al principio,
tratando de amar hasta la muerte
bajo las sombras de esta máquina inmensa
en este mundo de poetas que lloran porque el cielo es azul,
El yo de antes. Cantó hasta abrir el cielo. Y yo en cambio me inclino a besar la tierra,
prosa, verso, música, para mi todo es lo mismo
yo escribo en el aire y canto fragancias, yo respiro el sonido y dibujo el tacto
pero solo algunas veces descubro tu nombre entre la arena,
y me dan unas ganas de llorar
y me desnudo entre la insondable tormenta
y siento que voy creciendo en el aire como una hierba
Esto…. No se puede expresar en ningún lenguaje
es algo que ya está muerto pero nunca se ha ido
son los últimos ecos del hombre que me habitaba ayer
no sé si voy a poder tocar el sol
tal vez la tormenta dure para siempre
Alguien toca la puerta….
Debo irme, ha llegado el hombre del mañana.

Flora Salvaje

Mi poesía es una flora salvaje
la voz que canta lo inexpresable
mi poesía es una dulce herida
como la vida misma
yo no soy el que te habla desde aquí
yo soy la fotografía que nunca fue tomada
yo soy el criollo inconforme
la divinidad de este nuevo arte
que yo mismo he inventado.

Proliferan los poetas malditos
que lloran en cada verso
exprimiéndose el alma como un limón
escribiendo poemas tristes para sentirse felices
sin darse cuenta de lo patéticos que son.

Todos quieren escribir de amor
sin saber amar
todos dicen ser humanos
sin saber que es un ser humano
y yo me río como se reían Quevedo y Huidobro
y ellos bajo la sombra de Neruda y Góngora
van tejiendo sus versos cortesanos
sin escapar de la implacable permanencia.

Más borrosos que una televisión descompuesta
incapaces de mirar el rostro de la primavera.

Otros son salvajes y descontrolados
tienen todos los pedazos mal puestos
y persiguen la rima cuando ya no son capaces de verse el alma desnuda
me recuerdan a un perro mordiendo un juguete de plástico
lo cual es demasiado bello en parte.

Aún así, debo admitir, somos hermanos,
pero nadie me va a quitar esta poesía única de los brazos
sus ojos de fotocopiadora no pueden ni podrán
cantar como los ángeles del tiempo
que descansan entre mis palabras.

solo nacieron para añorar a sus marchitos dioses
que se mueren hacia dentro de ustedes mismos,
en tanto que mi voz de habanero
seguirá enchilando el aire,
o tal vez dejaré mis versos caer
como hojas rojas en otoño,
todo depende de como me sienta en ese preciso instante

A veces la anti-poesía me estremece
como un perro con roña
aullando desamparado en la calle
en frente de esa casa
donde una familia celebra navidad todos los días.

Otras veces mis canciones silenciosas florecen
y los ángeles preguntan atónitos
¿Que canción es esa que gira en el viento todavía?
¿Que canción es esa que suena tan perdida y tan preciosa?
y después cantan para siempre mi canción.

¿Alguien vio la fecha que jamás fue disparada?
¿Alguien vio la flor que nunca nació?
¿Alguien ya dijo esa cosa inexpresable y abstracta
que todos los poetas sentimos? ¡No! ¡Ninguno!

Otra vez no he podido cortar este infinito cordón umbilical
me desvanezco como una pintura ancestral
me estoy yendo como un animal en peligro de extinción
ahora entiendo todos los enigmas;
yo estaba vivo.

Mi primer libro. (Proximamente)

Bueno, últimamente no he publicado muchas cosas debido a que estoy preparando mi primer libro, estoy bastante emocionado con la obra que estoy a punto de publicar, el título es ; ”Poema vivo” , es un poemario donde incluyo todo el sendero que un poeta debe pasar para encontrar su voz interna, y a la vez encontrarse a sí mismo en el proceso, con la peculiaridad de que esto se explica a partir del poema vivo, que literalmente tiene vida propia.

Me gustaría que cuando salga a la venta puedan leerlo sin prejuicios, y me den la oportunidad de llevarlos a mi universo, sinceramente puedo asegurarles que les va a gustar, pero la verdad estoy muy nervioso acerca de todo esto jajaja, tengo miedo de que todo mi trabajo resulte en vano, y de que nadie lea mi poemario xD, supongo que es normal, por que se trata de mi primer libro publicado.

Amanece tu piel

Desde que llegaste a mi vida como un presagio divino
cantan las piedras, danzan las luciérnagas,
y el infinito termina
en la brevedad de tus suspiros.

Florece la música en el aire,
el tiempo fluye como un rabión,
basta una sola mirada tuya
para detener la rotación del mundo.

Toda la vida tiene poesía,
ha nacido un nuevo color,
hay un puente tendido
entre nuestras almas perdidas.

Ya no temo en esta tierra herida
donde la gente desaparece sin razón,
porque hasta los días más oscuros
amanecen en tu piel.

Latidos eternos

Desde la primera vez
Que sentí tu vibración eterna
Resonar en mi caparazón
Soñé con ser uno de tus latidos

El mundo era horrible y a veces absurdo
Y tu eras como una balsa olvidada en un río
Ellos quisieron dominarte y ser tus dueños
Y yo era tuyo desde que era una semilla

Conocí tu paradigma indescifrable y hermoso
Y sentí un amor tan profundo
Que me arranque el corazón y el alma
Y te los entregue en un verso

Un verso para detener la rotación
Un verso para abrir el vientre del cielo
Un verso para oír a dios.

Animal abstracto

Animal abstracto

Son casi las 4 de la tarde, hace tanto calor que no puedo ni siquiera llorar, estoy seco,
con la desesperación de no sentirme vivo, en la regadera llorando
como una nube, me lleva el aire, lluevo
goteando en un ritmo prodigioso
y fluyo y bajo y subo
en la playa de los sueños, desangrandome
sobre dos manos matinales
y viajando entre más de mil cabellos castaños
siendote
siendo té en una taza de porcelana
que se quiebra
al caer
desde la mano de un guardia desvelado.
Soy una playa sin olas, un pájaro preso,
animal abstracto, confuso y confundido
que nadie puede comprender sin comprenderse
Giro en tu piel como una canica
sufro desde lejos, pero tengo demasiada risa
como para ser noche, y tengo demasiado corazón
como para ser día, y si me pusieran entre sombras
daría luz, y si me pusieran bajo luz, daría sombra,
pase lo que pase, fluyo inevitablemente contra la corriente,
como el cactus pequeñísimo pincha el sol con sus espinas de humanidad innecesaria
como el durazno sangrante se aparea a sí mismo en el valle de las almas
como la noches piden perdón, como los días dicen adiós. Así
lejos de ti, amándome, creándome,
así.

 

Desnudos como el fuego

Conduzco sobre tu mano avenida 
de vuelta al rumbo que me lleva a mi mismo
obstinada y perdidamente
abro duraznos gigantes con la manos para nacer
urdiendo cada mano, envilecido
por esta lengua de mariposas que nunca fue entendida.
Es inútil. El futuro duele tanto.
Y si me doy la vuelta, el mundo se va cayendo a pedazos
la sucesión de lo intangible escapa de la crónica
obtusa, todo se disuelve, todo es líquido
los pájaros beben de los espejos porque ya no hay más.
Me siento tan solo
perdido en este lugar que solo yo conozco
lejos del sueño, sal
donde mi alma se disuelve como caracol, tiempo
encadenado a la eternidad y al abismo
en un viaje sin retorno hacia la orilla del mito.
Veo gente quemándose en la ardiente mañana
veo flores marchitas de tanta eternidad
y arbustos abstractos y esferas cúbicas
que desafían la monotonía de la lluvia.
Habitación de espejos que se interrogan
mutuamente. Mirándose entre ellos
absurdos como las horas,
desnudos como el fuego.
Jetpack

Fue en los parques

Recuerdo las caminatas en los parques.
Para ti todo era mágico
para mi todo era gris.
Estábamos tan cercas
que casi podíamos
tocarnos el alma.
La gente se encerraba en burbujas
que no los dejaban sentir nada.
Pero nuestra burbuja
era distinta, nos hacía sentir más.
Nos sentabamos juntos
sobre la banca más solitaria.
La horas cantaban como pájaros
desde el atardecer hasta la noche.
Yo me recostaba sobre tus piernas
para que acariciaras mis cabellos
y a veces declamaba poemas
que te hacian llorar.
Tu pensabas que lo nuestro
era una hermosa coincidencia,
y reías como una mandarina en pleno noviembre.
Lo que no sabías, madre del universo,
es que esa solitaria banca nos llevaba esperando
desde el origen de los tiempos.

Hola, si quieres apoyarme, dale click a los siguiente enlaces de afiliación 🙂  https://woocommerce.com/?aff=34647&cid=3615099                   https://wordpress.com/alp/?aff=34647&cid=3615099                                             https://wpjobmanager.com/?aff=34647&cid=3615099                                           https://jetpack.com/?aff=34647&cid=3615099

El Fruto

No váyase a secar en tu manos
ese fruto que dado te fue
comelo ahora o entierralo en el aire
para que nazca otra vez
surtiendo el pretérito silencio del perro triste que vive en la azotea.
Llévote conmigo, undiendonox juntos
en el oxico mismo de la et3rnidá.

¿Hasta donde? Me preguntas
temo tu temor flanco débil e inmortal
sequía incansable del corazón
pidiendo adioses viriles y amazóníricos
que permitan dormir y labriegar
mientras la onda ballena
hablando en nuevos idiomadres
cosmosidades lenguagicas
provenientes de las sexys nubes
pide perdón por vibrar tan azul.

Pero dime, dime, dime, dime
ya dime, neta por favor dime
¿No bajaron en el ocaso a caso arribandose?
¿y entonces? ¿porque están tan lluvia hoy?
mejor estense más mañana
y menos caparazón.

Todos somos niños

Las olas son niños jugando a ser mar
El sol es un niño que sabe brillar
Los hombres son niños que olvidaron jugar.

La poesía es una niña huérfana.

Todos somos niños en el fondo de nuestro dolor
todos somos niños necesitados de amor
todos somos niños jugando entre la vida y la muerte
pero algunos desdichados
maduran y pierden su niño para siempre.

No hay nada que hacer por ellos
y su trístisimo naufragio.

Plásticamente

Plásticamente la gente creyó en cosas de otros mundos
intangibles insípidas inamables
más yo creo en árboles nubes y animales,
en la mosca que me atosiga mientras bebo el café
en la hierba que nace en mis manos y muere en mi pecho
en el dorado adorado perro que siempre acompaña.
Creo en estas calles y en esta gente que pasa
tan sutil por el tiempo, que no deja cicatrices en las horas.
Creo que la vida es sólo un instante y se consume constantemente
mientras nos hundimos en los pantanos
de procrastinación. creo que no nos queda mucho tiempo
creo que no nos quedan muchas cosas por decir,
Por eso quiero hablarte solamente
de las cosas más bellas que vi.

Oveja Fucsia

Lloras pero las plantas no crecen en el jardín
lloras pero el amanecer no dice tu nombre.
Y yo quisiera rescatar al menos tu olvidada sutileza
tu manjar de mediodía asomándose sin pausas al puerto
sintiendo un dolor de niña marítima, con una espera irrenunciable,
que te obliga a contar todos los días
veinte ovejas antes de dormir o cincuenta en las noches cuando tienes insomnio
pero dime una cosa, de vital pequeñez
¿Si no hubieses perdido la pelota en la playa aquella tarde de mayo
hubieras matado al profesor con ese cuchillo de obsidiana
o hubieras marcado al 01314278349 solo para que te conteste
una anciana que recita las mismas palabras en una forma cíclica
‘’Pepperoni’’ ‘’Soledad’’ ‘’Blancura’’ ‘’Perdóname’’
durante exactamente 23 patrones completos de ritmo con olor a tábacafé
y después termina con un solemne
‘’Te extrañaré ayer
y le haré cosquillas al mundo con una libélula
para hacerlo reír como reías tu
cuando no pensabas tanto en la desnudez de los astros’’
mientras tu sonríes con una cara de hotkey
porque al fin encontraste una oveja de color fucsia.